Economía

El cultivo de plantas alimenticias como proceso de rehabilitación fue expuesto en Casa Abierta

La muestra  presentó mini huertos de arroz, papas, cebollas, camote, cacao, pimientos, etc. Además, de ayudar como terapia de rehabilitación, se promovió su siembra en los hogares.

GUAYAS. La utilidad del cultivo de plantas alimenticias como terapia de  rehabilitación en las personas con discapacidades fue expuesta este miércoles 14 de septiembre por el área de Horticultura del Centro Integral de Equinoterapia (CIE).

A las 10h00 inició la exhibición en el sector de huertos del mismo complejo de la Prefectura del Guayas, con la participación de usuarios, padres de familia y el terapeuta Alberto Manzaba.

La Casa Abierta resultó muy gratificante ya que todo el lugar de la exhibición presentó áreas con mini huertos de plantas alimenticias de uso diario, que se cultivan en costa y sierra, tales como: arroz, papas, cebolla, maíz, tomates, pimientos, camotes, cacao, etc.

El director Rodney Zambrano dio la bienvenida al numeroso público que se dio cita, y a la vez, destacó la importancia del trabajo del cultivo efectuado por los niños.

“Basta mirar la alegría con que han cuidado  sus plantitas y que ahora nos presentan, para comprender la importancia terapéutica que tiene la Horticultura en ellos”, señaló.

Por otra parte, Manzaba sostuvo que la idea es incentivar el cultivo en los hogares.

“El sembrar sus propias plantas comestibles ayuda a los niños a mejorar las habilidades físicas y cognitivas. Además, que es un excelente medio para desarrollar hábitos alimenticios saludables y para poner en práctica actitudes de cuidado y responsabilidad del medio ambiente”, expresó.

A continuación, presentó a Tito Plaza, funcionario de la Dirección de Gestión Ambiental, quien expuso sobre los beneficios del cultivo de la planta Moringa de la India, conocida por sus múltiples propiedades curativas.

Enseguida, los asistentes fueron visitando cada mini huerto, mientras Manzaba les iba explicando cómo realizar el cultivo y cuidado de los mismos.

Jéssica Guevara y su hijo Caleb, de 6 años, con Síndrome de Down, estuvieron en el sector de las plantas de cacao.

“Para Caleb es una felicidad venir a Horticultura. Le encanta sembrar las plantas y regarlas. Ya cuando ve que va creciendo se pone muy contento. Yo no sabía, pero estar en el huerto le ha ayudado mucho a mi niño”, contó la mujer.

La jornada incluyó el obsequio de plantas de Moringa para que sean cultivadas en casa y puedan aprovechar todos los beneficios que ofrece.

La Casa Abierta finalizó a las 11h20, pero los asistentes tardaron en retirarse del área, ya que se  realizó una sesión fotográfica. (Prefectura del Guayas)