Ciencia

Culminó exitosamente jornada de operaciones correctivas gratuitas de Global Smile en Guayaquil

El grupo de especialistas extranjeros hizo 50 cirugías en 5 días de labor de voluntariado, como estaba previsto y ya está organizando su próxima venida.

Con resultados positivos, como se había previsto, culmina este viernes 10 de marzo en Guayaquil la jornada de operaciones gratuitas correctivas de malformaciones congénitas de labio leporino y paladar hendido realizada por los voluntarios extranjeros de la Fundación Global Smile, con apoyo de la Prefectura del Guayas, la Sociedad Protectora de la Infancia y el hospital infantil León Becerra.

Hasta la mañana de este día se habían realizado exitosamente 45 operaciones, habiendo programado alcanzar las 50 al finalizar la tarde, para dar por terminada esta primera misión del 2017.

Denisse Franco, presidenta de la Fundación Global Smile de Ecuador, informó que a más de las intervenciones quirúrgicas, los especialistas extranjeros, con el apoyo de los miembros de la fundación de nuestro país, brindaron servicios de atención odontológica a aproximadamente 800 pacientes, terapia de lenguaje a 75 usuarios y otras ayudas.

“Estamos muy contentos porque hemos podido observar resultados maravillosos. Ya está preseleccionado un número importante de pacientes para una próxima misión. Esperamos que sea posible hacer una segunda jornada de operaciones en septiembre de este mismo año, como se pudo en el 2016, que se cumplieron dos misiones gracias a la ayuda que nos brindó el Gobierno Provincial del Guayas”, dijo Franco.

La vocera indicó que de lograrse este propósito, ya tiene listo su cronograma de trabajo para la siguiente visita de los especialistas extranjeros, pues desde este mes de marzo han comenzado a prepararse para sus operaciones los pacientes del grupo seleccionado.

“Siempre procuramos darle seguimiento a todos nuestros pacientes y prepararlos para sus futuras cirugías”, comentó Franco.

La directiva aseguró que todo el equipo de extranjeros ha manifestado su alegría al observar las reacciones felices de las madres o familiares de los pacientes operados, al ver inmediatamente el cambio positivo que les permite la cirugía.

“Sentimos una gran satisfacción al ver que estamos cumpliendo con nuestro compromiso y que alcanzamos nuestra meta. Pero esto lo logramos gracias a la valiosa ayuda del hospital León Becerra y de la Prefectura del Guayas”, dijo la presidenta de la fundación a nivel local.

Una de las beneficiarias satisfechas fue L.C., quien acudió desde Durán con su pequeña sobrina nieta D.C., de un año ocho meses, para ser sometida a su segunda operación, en la que iba a ser corregida la malformación de su paladar.

“En marzo de 2016, la niña fue operada por primera vez del labio. Yo, que crié a la mamá de la bebé como si fuera mi hija, la acompaño y apoyo en todo ahora que es mamá, soy como la abuelita”, indicó.

La mujer narró que sintió la misma aflicción y preocupación al ver nacer a la pequeña con este problema, “pero decidimos hacer juntas todo lo que sea posible y necesario para ayudarla a estar muy bien”, explicó L.C.

El ama de casa indicó que supo sobre la fundación por unos familiares y acudió a solicitar ayuda desde que la niña era muy pequeñita.

“Siempre recibimos un excelente servicio y les estamos completamente agradecidas por brindarnos la felicidad de ver a nuestra princesita tener su rostro normal y saber que va a estar bien. Su labor es una bendición y les pido que sigan ayudando a todos los niños que lo necesiten.”, dijo la tía, quien afirmó que regresará con la bebé las veces que sean necesarias hasta que el proceso culmine, pues sabe que a la niña le faltan más operaciones.

Otro paciente operado fue J.Z, de 17 años, quien acudió desde la parroquia Santa Rita, del cantón Chone, provincia de Manabí, siendo uno de muchos pacientes operados en estas misiones, provenientes de otras provincias del país.

Su madre, V.R., explicó que a su hijo le realizaron en otros centros hospitalarios dos cirugías anteriores y es la primera vez que es intervenido por la misión de Global Smile. Su cirugía recién culminada fue una rinoplastia para corregir la posición de su nariz, afectada también por las malformaciones bucales.

“Cuando mi hijo nació me asusté porque las personas en donde vivo decían que cuando la gente nace con estos problemas se mueren rápido. Fue un gran dolor pensar eso”, recordó la madre de familia, quien explicó que decidió no aceptar el supuesto destino que le pronosticaban. “Me dije que, mientras Dios me de vida iba a hacer todo lo que pudiera y más para ayudar a mi niño y así fue. Y mírelo aquí, cada día mejor”, dijo la madre complacida.

Comentó que los médicos de la fundación le brindaron mucha información sobre el caso de su hijo, quien necesita una cirugía más en su encía. “El trato que brindan a los niños es maravilloso y les estoy muy agradecida por su bondad, tanto a los médicos que vienen como a las personas e instituciones, como la Prefectura, que hacen posible que los traigan. Gracias de corazón!”, expresó la usuaria.

M.V.V., en cambio, viajó desde el cantón La Libertad, de la provincia de Santa Elena, para que sea operado su hijo J.V., de 13 años.

Antes de ser ingresado al quirófano, el adolescente se mostraba tranquilo y confiado en que sería un éxito su intervención, al igual que su progenitora.

Él ya fue operado en otros hospitales y otras ciudades en cuatro ocasiones, pero no tuvo los resultados esperados.

“Su paladar no quedó bien, tiene una hendidura en donde se le queda retenida la comida y cada vez que se alimenta tiene la molestia de necesitar limpiarse los restos frotándose, lo que le causa muchas veces irritaciones. Además, aún tiene dificultades para hablar, debe hacerlo muy despacio para que le comprendamos lo que dice”, dijo la mamá del joven.

La progenitora expresó su agradecimiento por la atención recibida por el equipo de Global Smile.“El trato amable, respetuoso y cariñoso que nos brindan nos hace sentir bien y nos da la confianza de que nuestros hijos van a estar bien cuidados. Estamos muy agradecidos por toda su ayuda”, comentó el ama de casa. (PREFECTURA DEL GUAYAS)