Ciencia

Cuidadores, otra forma de prevenir y proteger a la familia

Son profesionales que brindan asistencia a adultos mayores en sus actividades cotidianas. Cómo funciona este servicio y por qué es cada día más necesario.

EE.UU.  Con el paso del tiempo, crece la cultura de la prevención. Cada vez son más las personas que buscan comer sano, practicar ejercicio o realizar algún hobby gratificante. A su vez, con el aumento de la esperanza de vida, se piensa más en el concepto de envejecimiento activo, para vivir con calidad los años ganados.

Mantener, prolongar y recuperar la funcionalidad física, mental y social por medio del autocuidado, ayuda mutua y autogestión, son los principales objetivos de este nuevo concepto, cuya misión es mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Conforme se envejece, el organismo experimenta diversas modificaciones de tipo morfológico (en su forma), fisiológico (funcionamiento), psicológico y social, que son generadas por cambios propios de la edad y desgaste acumulado.

Sin embrago, esto no significa que esta etapa de la vida deba considerarse una enfermedad. Es verdad que aumenta la vulnerabilidad ante el desarrollo de padecimientos crónicos (de larga duración) y que la gente de edad avanzada se encuentra en situación de desventaja en más de un aspecto, pero no implica estar enfermo.

Muchas veces se escuchan frases como “mi papá empieza con cosas de viejo” y eso es incorrecto. Hay que diferenciar el envejecimiento saludable del patológico. Cuando se empieza con manifestaciones, es porque existe una sintomatología que hay que tener en cuenta.

Más allá de los hábitos diarios para mejorar la salud, es importante contar con una cobertura completa para tener un respaldo ante estas situaciones. En países como Uruguay, existe un concepto de “Prevención” para esta problemática. Se trata de planes preventivos de acompañantes de salud que funcionan de forma similar que una prepaga médica, pero orientada al servicio de cuidados en domicilio e internación. Los acompañantes de salud (cuidadores) son los que brindan asistencia en las actividades de la vida diaria a los adultos mayores, que suelen sufrir desde demencias hasta fracturas.

Se suele buscar un acompañante de salud cuando algo le sucede a un familiar, sin prevenir las situaciones de estrés que generan y el elevado costo por su servicio. Hoy se pretende crear una cultura instruida, que prevenga estas situaciones. Este tipo de servicio se vuelve necesario si se toma en cuenta que los enfermeros a domicilio para las patologías típicas de la vejez no están contemplados ni en obras sociales ni prepagas, así como tampoco los acompañantes terapéuticos para las discapacidades no certificadas.

Actualmente, en Argentina este concepto de planes preventivos para el cuidado de familiares no está aún instalado, aunque existe una única entidad que lo ofrece. Se trata de la empresa Siempre, actualmente la única empresa que brinda este servicio en el país y que cuenta ya con 10 sedes en todo el territorio y 2 filiales en el exterior. Para conocer más sobre este servicio, se puede acceder al siguiente link, que cuenta con un video que resume las funciones y beneficios de contar con un Servicio de Acompañantes de Salud. (INFOBAE)