Economía

En Cuenca iniciarán mesas de diálogo para la construcción del nuevo Código de Trabajo

 Anticipó que el nuevo Código tendrá varios capítulos, uno que regule el trabajo en el sector público

QUITO. “Queremos que la construcción del nuevo Código Orgánico Integral de Trabajo provenga de la más amplia participación de todos los sectores, en las 24 provincias del país”, subrayó Liliana Durán, titular de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y la Seguridad Social, al anunciar el ciclo de mesas de diálogo que iniciará este viernes 1 de septiembre, en la ciudad de Cuenca.

Explicó que en este proceso se incluirán todas las formas de trabajo, desde aquellas en relación de dependencia, hasta las diversas actividades autónomas, reconocidas por la Constitución. “El actual Código de Trabajo, que data de 1938, pone énfasis, únicamente, en la dependencia laboral y deja de lado otras labores productivas”, enfatizó Durán.

Anticipó que el nuevo Código tendrá varios capítulos, uno que regule el trabajo en el sector público y otro que se refiera al sector privado. Se incorporarán las diferentes formas de trabajo autónomo o por cuenta propia, así como la legislación laboral dispersa en otras normativas.

Liliana Durán invitó a todos los trabajadores del país a participar de las mesas de diálogo que se efectuarán en las 24 provincias. No obstante, dijo, “para quienes no puedan asistir a estos espacios, se abrirá un link en la página web de la Asamblea con el objetivo de que puedan remitir sus propuestas”.

“Aspiramos que el proyecto de Código de Trabajo esté listo para el primer trimestre de 2018, a fin de que se dé el trámite pertinente en la Asamblea Nacional”, añadió.

Generación de empleo y productividad

De su lado, Raúl Ledesma, ministro de Trabajo, tras explicar que el Ejecutivo aceptó ser parte de este proceso dada la preocupación del Gobierno por solucionar la problemática laboral, aseguró que la nueva legislación se sustentará en tres ejes: defensa de los derechos de los trabajadores, generación y mejoramiento del empleo, y fortalecimiento de la productividad.

“No vamos a retroceder de ninguna manera en los derechos de los trabajadores”, aseveró, al invitar a la ciudadanía a que participe de este proceso de construcción del nuevo Código de Trabajo. (Asamblea/LA NACIÓN)