Internacional

CUBA-Estudiantes del Instituto Confucio de Cuba descubren secretos del Hulusi

 

Un grupo de estudiantes del Instituto Confucio de La Habana descubrieron este jueves la historia y secretos del Hulusi o flauta de calabaza, un tradicional instrumento chino de viento desconocido en Cuba.

En la sede de esta institución docente, adscrita a la Universidad de La Habana, el profesor Yan Lianghua impartió la conferencia titulada «Hulusi: El encantador sonido de la música tradicional», una disertación que despertó el interés de los alumnos.

Yan, jubilado de 67 años que impartía clases de economía en una universidad china, detalló la historia de ese instrumento, cuyo nacimiento se estima en el período pre-Qin, entre los años 2200 y 221 antes de nuestra era.

«Aparentemente ordinario, pero mágico, el Hulusi es portador de miles de años de cultura china», subrayó el conferencista.

Yan consideró a la flauta de calabaza como «uno de los tesoros de la música nacional» y destacó que su sonido representa «»las vicisitudes históricas del patrimonio cultural de la tierra china».

Para los alumnos del Instituto, como la joven Alexandra García, asistir a esta conferencia ha sido una oportunidad muy importante de acercarse a una arista desconocida de la cultura china.

«Es muy importante, porque este instrumento no tiene mucha relación con la cultura occidental y encierra muchas leyendas, mucha historia, que enriquecen también el aprendizaje del idioma y propician un mayor entendimiento de la cultura china», consideró la alumna de Comunicación Social en la Universidad de La Habana.

Otro estudiante de idioma chino, el filólogo Ignacio Suárez, evaluó como muy interesante la conferencia impartida por Yan y destacó en especial la ocasión de conocer la historia del Hulusi.

«Es una oportunidad que no tenemos siempre y escuchar la música, hablar de literatura y de la cultura china en general es muy importante para ampliar nuestro conocimiento y ser personas de mente un poco más abierta, ante una cultura que hasta cierto punto desconocemos», afirmó el joven de 28 años.

Sin ser un profesional, Yan trajo hasta La Habana a un instrumento tradicional que conserva fuertes características nacionales y posee una apariencia simple y un tono hermoso, que genera admiración entre los amantes de la música.

Con información de la oficina en La Habana, Cuba. Noticias Xinhua.