Internacional

Cuba dio garantías a EEUU de que no apoyará el terrorismo

Ambos países han logrado avances hacia la apertura formal de embajadas, pero aún no han alcanzado un acuerdo, dijo a periodistas un segundo funcionario de alto rango de Estados Unidos.

WASHINGTON. Estados Unidos decidió retirar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo basado en parte en las garantías del Gobierno de la isla de que no apoyará el terrorismo en el futuro, dijeron funcionarios estadounidenses de alto rango a periodistas.

“Las garantías que ellos (entregaron) son de una gama relativamente amplia y de alto nivel”, dijo un funcionario estadounidense de alto rango que informó a periodistas, agregando que los cubanos se comprometieron a que “ya no respaldarán actos de terrorismo en el futuro”.

La Casa Blanca dijo que el presidente Barack Obama decidió retirar a Cuba de la lista, una decisión que ocurre luego de que Washington y La Habana anunciaron el 17 de diciembre que buscarían normalizar sus relaciones después de más de medio siglo de enemistad.

Ambos países han logrado avances hacia la apertura formal de embajadas, pero aún no han alcanzado un acuerdo, dijo a periodistas un segundo funcionario de alto rango de Estados Unidos.

Para Estados Unidos, algunos de los temas involucrados incluyen la capacidad de los diplomáticos de Washington para viajar con libertad por la isla, la actualización de sus instalaciones y equipamiento obsoleto en La Habana y aumentar su personal.

El Congreso de Estados Unidos tiene 45 días para evaluar la decisión de Obama de retirar a Cuba de la lista de estados que patrocinan el terrorismo antes de que ésta entre en vigor. No estaba claro de inmediato cuáles serían las consecuencias prácticas del retiro de la lista negra.

En teoría, una vez que sea retirada de la lista Cuba ya no estaría sometida a ciertas sanciones, como una prohibición a las exportaciones de armas o controles sobre artículos de “uso doble” con aplicaciones civiles y militares.

La medida también terminaría con la prohibición de recibir ayuda económica de Estados Unidos y la oposición automática de Washington a que las instituciones financieras internacionales realicen préstamos a La Habana. (Reuters/ La Nación)