Actualidad

Cuatro personajes de relevancia política que han muerto en las cárceles ecuatorianas

Leandro Norero, ligado al narcotráfico, había sido relacionado con la política. Él no es el único personaje clave para la justicia ecuatoriana que ha muerto al llegar a la cárcel. En tres, de los cuatro casos, se calificó a las muertes como suicidios. 

La muerte llegó antes de que las leyes pudieran juzgar a Leandro Norero, quien sería uno de los mayores narcotraficantes del país. Su rol delictivo va más allá del traslado de estupefacientes. Norero – quien fingió su muerte en 2020– era llamado ‘El Patrón’ y habría sido el financista de tres bandas delictivas: Los Lobos –la segunda megabanda más grande del Ecuador–, Los Tiguerones y Los Chone Killers.

A esto se suma su supuesta vinculación con políticos e incluso fotos con el expresidente, Rafael Correa y Ricardo Patiño.

Norero era una pieza clave para entender la consolidación de las bandas narcocriminales así como su financiamiento y el alcance de sus ‘tentáculos’ en organizaciones estatales y políticas. 

Ahora está muerto y se suma a la lista de otros personajes clave que, coincidencialmente, murieron una vez que llegaron a la cárcel.

El suicidio del exsecretario de presidencia

José Agusto Briones, exministro de Energía y exsecretario de la presidencia de Lenín Moreno, murió en la Cárcel 4 de Quito, el23 de mayo del 2021. Se dijo que la causa de la muerte fue suicidio, aunque la familia del político pidió esclarecer el caso.

Briones estaba detenido por el caso Las Torres en el que se investiga también al excontralor, Pablo Celi, por el presunto delito de delincuencia organizada.

Israelí vinculado con los Bucaram fue asesinado

El 3 de junio de 2020, dos israelíes fueron detenidos en Santa Elena en un control de rutina. Tenían credenciales de la DEA que eran falsas. Tiempo después, la Fiscalía y la Policía allanaron la casa del expresidente, Abdalá Bucaram, y encontraron vinculaciones con los israelíes en la compra y venta irregular de insumos médicos durante la pandemia. Además de los Bucaram, el caso involucró a dos ciudadanos israelíes y tres agentes de tránsito de Quito.

Uno de los Israelíes el israelí Shy Dahan, asesinado el sábado 8 de agosto con una pesa. El hecho se dio luego de que la Fiscalía presentara, en su acusación en contra de los Bucaram, las llamadas  con Shy Dahan. Estas llamadas se escucha que presuntamente Abdalá Bucaram le decía que le iba a contratar a un abogado y que cuando el caso llegara a un Tribunal lo sacaría de la cárcel. Un testigo protegido declaró que días antes del atentado el abogado Walter Vallejo los visitó pese a que ellos no lo solicitaron. Según el extranjero, el penalista fue enviado por Bucaram. Vallejo fue asesinado, en mayo de 2022, en un hotel de Guayaquil.

Involucrado en secuestro de empresario

Uno de los involucrados en el secuestro Felipe G., empresario y sobrino nieto del expresidente León Febres Cordero, y su conductor Kevin C. fue hallado muerto dentro en la Penitenciaría del Litoral, el 12 de junio de 2022.

Jimmy Isaías Pulido Cabrera fue encontrado colgado, por lo que se presume que se habría tratado de un suicidio.

Los reportes policiales señalaron que el procesado había revelado, voluntariamente, algunos detalles que permitieron desplegar el operativo que logró el rescate de los secuestrados.

Miembro de una red de pornografía infantil

José Fabián Nero, alias ‘el chino,’ sospechoso del asesinato de Emilia, una niña de 9 años, oriunda de Loja, fue hallado muerto en la cárcel del Turi, en Cuenca, a donde fue trasladado con otros dos sospechosos, después que en la cárcel de Loja quisieron lincharlos.

El hombre que trabajaba como payaso en fiestas infantiles fue encontrado sin vida en su celda 12. Su cuerpo fue encontrado suspendido de una sábana. El era pieza clave en el seguimiento de una posible red de pornografía infantil de la provincia de Loja.

Fuente:  LA HORA