Tecnociencia

Cuatro formas de cargar el móvil cuando no hay electricidad

Quedarse sin batería en el móvil es posiblemente una de las peores cosas que nos pueden pasar, pero por suerte estos dispositivos cada vez tienen baterías más duraderas que nos permiten pasar varias horas con ellos hasta que volvemos a casa y los ponemos a cargar.

 

Pero, ¿y sí, al llegar a casa la instalación eléctrica no funciona, no han cortado la luz o ha habido un apagón? Lo cierto es que en este caso y con la batería del teléfono tiritando muchos usuarios perderían la calma y la compostura ante esta cuenta atrás que les va a dejar incomunicados.

Son muchos los motivos por los que queremos mantener nuestros smartphones encendidos, y ya sea porque no tienes electricidad en casa o por el motivo que sea, no está todo perdido, ya que hay otras formas de cargar el teléfono sin depender directamente de la red eléctrica de tu casa

A continuación te vamos a enseñar hasta cuatro formas de cargar el teléfono sin tener que conectarlo a la corriente de tu casa.

1. Usa un cargador portátil

La opción más obvia, y en la mayoría de casos la más recomendable, es la de usar un cargador portátil. Si bien es cierto que están pensados para cuando nos vamos lejos de casa, el no tener luz también es un buen motivo para utilizar estos dispositivos.

2. El cargador del coche

Si necesitas tener batería, y no hay electricidad en tu casa, otra opción que quizás no se te haya ocurrido es la de ir a tu coche y cargar tu teléfono desde ahí. Dependiendo del modelo quizás necesites un adaptador para conectarte a la corriente, en aquellos vehículos más modernos lo podrás hacer desde el puerto USB que tienen.

3. Aprovecha el USB del portátil

De la misma manera que tu coche puede tener un puerto USB que te puede salvar de más de un apuro para cargar tu teléfono, también puedes usar tu ordenador para ello. Si bien es cierto que este truco está más limitado debido a que depende de la batería que tenga tu portátil, también es más cómodo que tener que bajar a la calle o el garaje y esperar a que cargue.

4. Cargador solar

Sin duda, la medida más ecológica de todas es la de usar un cargador solar. Este tipo de cargadores no se pueden encontrar en cualquier tienda, no obstante, son una gran solución para cuando no tienes electricidad, ya que gracias a los paneles que llevan absorben la luz solar y la transforman. Lo mejor de todo es que esta se puede acumular y aprovechar incluso cuando no hay luz.

Por:  www.eleconomista.es