Economía

Cuatro de cada 10 empresas pequeñas en Ecuador han sido víctimas de extorsión, según estudio

Las empresas pequeñas son las mayores víctimas de las extorsiones en Ecuador. Un estudio detalla la penetración de este delito en el país.

Cada miércoles desde mediados de 2023, Carlos (nombre protegido) -un tendero del centro de Guayaquil- pagó USD 15 a una banda delictiva. Se identificaban como Tiguerones. Y le exigían ese valor a cambio de un supuesto servicio de seguridad.

En realidad, esa extorsión o vacuna (término que se ha popularizado en Ecuador) era para que esta y otras bandas criminales que operan en esa zona no atentaran contra Carlos, su esposa y sus dos hijas.

Todos se turnan para atender ese local que lleva abierto desde 1999. A finales de marzo de 2024, Carlos se acercó a una Unidad de Policía Comunitaria y denunció la extorsión. El lanzamiento de la Fuerza de Investigación Contra la Extorsión (FICE), que encabeza la Policía Nacional, le dio la valentía para presentar su caso.

No sabe si de coincidencia o porque se corrió la voz de su denuncia, pero desde esa semana los extorsionadores dejaron de venir a su calle. Algunos vecinos dicen que el cabecilla de esa zona fue asesinado, por lo que temen que en cualquier momento regresen.

Empresas bajo asecho

El caso de Carlos no es aislado. Desde 2021, cuando se desató la crisis de seguridad en Ecuador, las extorsiones a empresas se dispararon en el país. Según Inteligencia policial, este delito es la fuente más rápida y constante de financiamiento para las bandas narcodelictivas, que se mantienen en guerra por el control del negocio del narcotráfico y el microtráfico.

El Observatorio Ecuatoriano de Crimen Organizado (OECO) realizó una estudio para tener una dimensión real de este delito. El trabajo cuenta con una encuesta realizada a 458 empresarios de distintos tipos y sectores en Costa, Sierra y Amazonía.

En 2023, según esta encuesta, tres de cada 10 empresas del país fueron víctimas de extorsión. Al igual que en el caso de Carlos, cuatro de cada 10 de estas compañías no lo denunciaron. Las pequeñas empresas son las víctimas ‘favoritas’ de los extorsionares. El 38% de pequeños empresarios consultados por el OECO afirmaron haber sido víctimas de ‘vacunas’ en el último año.

Un agente de la FICE consultado por PRIMICIAS confirmó esta tendencia. El oficial señaló que las bandas eligen negocios pequeños porque no tiene seguridad privada, cámaras o sistemas de alarmas.

Además, es menor el riesgo de una denuncia. El 75% de las víctimas de extorsión, según el OECO, ha sido ‘vacunado’ más de una vez. Las bandas utilizan distintos medios como las llamadas telefónicas, los medios electrónicos y las visitas presenciales.

Pero la extorsión no es el único delito que aqueja a las empresas. Otro de los resultados de la encuesta indica que las empresas también son víctimas de secuestro, vandalismo, estafa y robos.

Los crímenes varían dependiendo el tipo de empresa. Las empresas pequeñas son objeto de más extorsiones, mientras que las grandes sufren más los secuestros de sus miembros y directivos.

La extorsión se multiplica en Ecuador

Si bien la extorsión es uno de los delitos con más sub registro (que menos se denuncia), los datos de la Fiscalía confirman el incremento. Solo en 2023 hubo 21.811 denuncias de extorsión en el país, comparando a los 862 casos de 2019, el incremento es del 2.430%. El mayor crecimiento se dio en 2023.

Entre 2022 y 2023, las extorsiones se incrementaron en 18 de las 24 provincias del país, principalmente en la Amazonía. En el último año, Guayas, Pichincha, Esmeraldas y Los Ríos fueron las provincias con más casos.

Fuente:  PRIMICIAS