Actualidad

Cuarenta y nueve compromisos acordados entre Ecuador y Perú

Tras cinco años del último gabinete binacional en Tumbes, Ecuador y Perú volvieron a retomar los temas pendientes de integración y desarrollo fronterizo, con la firma de varios acuerdos de cooperación.

Los presidentes Noboa y Boluarte, suscribieron documentos de cooperación en seguridad y defensa, combate a la delincuencia transnacional, intercambio de información y fortalecimiento de inversiones y comercio, denominado «Plan de Acción Lima 2024».

La presidenta anfitriona habló de la histórica relación entre ambos pueblos y resaltó lo último de la gestión. «Un ejemplo concreto de los compromisos de cooperación entre nuestros países, fue el decidido apoyo que dimos al Ecuador, tras el estallido de la crisis de seguridad a inicios de ese año, mediante el cual reconocemos ese desafío común que afecta a ambos países, por eso, guiados por los principios de buena vecindad y de apoyo mutuo en nuestra relación bilateral, hemos logrado definir compromisos con aproximaciones colaborativas para enfrentar el crimen organizado transnacional.»

Noboa destacó el apoyo de la comunidad internacional en el combate al crimen organizado transnacional. » Deseo resaltar la importancia del decidido apoyo y de manera especial, de la república del Perú tanto a nivel bilateral como en el marco de la CAN, Comunidad Andina de Naciones» destacó el mandatario, al tiempo de enumerar las acciones que su gobierno ha logrado sentar un hito, en la lucha contra «el despiadado combate» contra los grupos criminales en la región.

Los cancilleres han intercambiado además un plan de acción resolutivo en el marco de la Comunidad Andina, así como los ministros de Seguridad en acciones conjuntas de neutralización de pasos clandestinos, lucha contra minería ilegal operativos conjuntos en frontera con el traspaso de información de inteligencia militar y policial entre ambos, además de las medidas a tomar para la repatriación de sentenciados en cada país.

El fomento del comercio turismo y las inversiones entre las naciones, fue parte de las conversaciones de ambas misiones, además del reforzamiento de las capacidades de infraestructuras y flujo de turismo e integración energética, interconexión eléctrica y el procesamiento de hidrocarburos ecuatorianos en el Perú. Finalmente el intercambio de buenas practicas y tecnologías modernas en actividades productivas.