Opinión

¿Cuántos dioses hay?

Dr. José Fernando Gómez Rosales/Guayaquil.

jgomezr@hotmail.com 

Todas las religiones monoteístas lo reconocen: ¡Existe sólo un Dios! No hay absurdo más grande que pretender creer que el Dios de los Judíos es uno, en de los católicos, otro, el de los mahometanos, otro y que cada religión tiene un Dios diferente. Todas las religiones lo declaran: HAY UN SOLO DIOS, PADRE TODOPODERSO, CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA, DE TODO LO VISIBLE Y LO INVISIBLE…

Dios, definitivamente es uno, el problema somos nosotros, por nuestro orgullo, nuestra vanidad, por creernos exclusivos y dueños de la verdad.

Para poderlo explicar, me referiré a las tres religiones: el judaísmo, que por ser la más antigua, la pongo primera, y que incluye varios grupos que discuten entre ellos. La cristiana, que nació del judaísmo y que luego, por los cismas, se fue dividiendo en varios grupos (tal como los judíos, pero un poco más radicales, a medida que se van alejando más y más de la verdad. Esto incluye las Iglesias cristianas de oriente, los diversos grupos de protestantes, llegando hasta los mormones y los nuevos grupos, y por último, los Mahometanos, que al igual que los cristianos continúan conflictos que separan a unos de otros (sunníes, chiitas, etc.), por el falso orgullo y prepotencia humanos, las tres religiones tienen grupos separados.

Estudiando los libros de las tres religiones, encontramos un ecumenismo maravilloso y fantástico, que nos permite ver que ésta es la verdadera religión. El verdadero conflicto no está en la Doctrina, ni en el creador, sino en nosotros, los hombres. Los judíos se basan en los libros de la Biblia, específicamente los del Antiguo Testamento. Los católicos y los hermanos separados, en el Antiguo testamento, los evangelios y las cartas de los Apóstoles, y los mahometanos en el Corán, que es el libro sagrado, que pregonaba Mahoma y que luego se fue escribiendo. Por eso tiene tantos vacíos en los hechos de la Biblia.

Tanto el Corán, como la Biblia, tienen el mismo origen. Es la palabra De Dios. El Nuevo Testamento tiene mucha correlación con el antiguo Testamento, pues Jesús y los discípulos relacionaban la vida de Jesús con lo que decía el Antiguo Testamento.

El Corán repite los capítulos de la Biblia, aunque no en el mismo orden, pero los Profetas que menciona la Biblia son los mismos que menciona el Corán: Adán y Eva, Noé, Abraham, Moisés, el Rey David, Salomón, Isaías, Jesús, etc. Es más, el Corán habla de la Virginidad de María, que algunos hermanos separados la niegan. María es, para los mahometanos, la Madre del Profeta, Jesús, y continúa Virgen.

¡Dios es uno y no está equivocado! Con esto se comprueba la verdad de las escrituras. Los Profetas del Islamismo son los mismos desde Adán y Eva, pasando por Noé, Abraham, Moisés, el Rey David, Jesús y muchos más, hasta llegar a Jesús.

La inspiración divina es clara y firme. Todos seguimos la misma línea. Todos creemos en un mismo Dios, así lo llamemos Dios, Jehová, Ala, y todos reconocemos que hay un solo Dios, con el nombre que cada uno le quiera poner.

La desunión se debe al egoísmo humano. Cada uno pretende que su Dios es el verdadero y todos tienen razón, porque existe UN SÓLO DIOS, PADRE TODOPODEROSO, CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA.

Ha habido tantas guerras en nombre de Dios. Dejemos nuestras diferencias y unámonos. Vivamos en paz con nosotros mismos y con los demás y demos gracias a Dios por La paz del mundo. Dejemos nuestras diferencias. Todos somos hermanos, hijos del mismo Padre Eterno.

Seamos más tolerantes, respetémonos unos a otros. Produce pánico ver el salvajismo con el que queman y destruyen Iglesias y templos. Señores: ¡Dios es uno!, y es a Él al que estamos insultando, quemando y destruyendo. Yo soy católico convencido y creo que, si aprendemos a tolerar nuestras pequeñas diferencias, llegaremos todos a Nuestro Padre Dios.

¡Que Dios nos perdone y nos bendiga!