Ciencia

¿Cuántos años de vida te quita el hábito de fumar?

Muchas personas aún piensan que el hábito de fumar es algo inofensivo y, hasta que no sufren sus graves consecuencias, no llegan a darse cuenta de lo nocivo que puede ser para la salud.

REINO UNIDO. El cigarrillo está compuesto por una gran cantidad de sustancias tóxicas que afectan gran parte de los órganos del cuerpo y que, a largo plazo, pueden provocar graves enfermedades como el cáncer.

Fumar disminuye la expectativa de vida y, de hecho, este es uno de los hábitos que más muertes causa en todo el mundo. Además de disminuir la expectativa de vida, el hábito de fumar también puede acabar con la juventud. En una reciente investigación se determinó que fumar puede quitar hasta 10 años de vida, que afecta gran parte de los órganos del cuerpo y que también acelera el envejecimiento de la piel.

De acuerdo con datos revelados por la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren 6 millones de personas debido al cigarrillo, de las cuales, 5 millones corresponden a fumadores y 1 millón a fumadores pasivos. El tabaquismo es un hábito que deteriora la salud en general y, de acuerdo con los datos reales a nivel mundial, produce más muertes que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el uso del alcohol y las drogas ilegales.

Fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis, cáncer del pulmón, cáncer del esófago, cáncer del estómago, cáncer del páncreas y cáncer de piel, entre otros tipos de cánceres.

En un estudio realizado por científicos estadounidenses, canadienses y británicos, se determinó que una persona puede perder hasta 10 años de vida por fumar. Este estudio se realizó con el objetivo de determinar los peligros del consumo del tabaco y los beneficios de dejar de fumar, y fue publicado en la revista New England Journal of Medicine.

Para llevar a cabo este estudio, los científicos reunieron los datos de casi 217,000 personas adultas de los Estados Unidos, entre 1997 y 2004. En estos datos encontraron que la tasa de mortalidad de una persona fumadora es tres veces mayor que la de una persona que no fuma. Gran parte de estas muertes ocurrieron por enfermedades relacionadas con el cigarrillo.

El estudio encontró que las personas que no fuman tienen el doble de probabilidades de vivir hasta los 80 años en comparación de las personas que fuman. Es decir, el tabaco no solo afecta a las personas en la vejez, sino también en una edad mediana. La buena noticia es que el estudio pudo determinar que las personas que dejan de fumar a tiempo pueden ganar hasta 10 años de vida. Aquellos que dejaron de fumar entre los 25 y los 34 años, entre los 35 y los 44 años, y entre los 45 y 54 años, ganaron, respectivamente, alrededor de diez, nueve y seis años de vida. (Internet/ La Nación)