Opinión

Cuando un “ECLIPSE” iluminó el mundo del turf

Silvio Devoto Passano

sidepaderby@hotmail.com

El presente artículo me lo entregó Ernesto Aguirre Avilés meses antes de fallecer y hace pocos días revisando papeles en mi oficina lo encontré. Aun cuando muy tarde, querido amigo, cumplo con publicarlo (Sidepa).

Corría el año 1764, era el 1 de Abril, y una negra sombra cubría la hermosa luminosidad del sol. En el Harás de William Augustus, Duque de Cumberland, que era tío del Rey Jorge III, la famosa y cara yegua Spilleta, estaba por tener su primera cría.

Durante el “eclipse” había nacido un lindo potrillo sobre el que se tenían grandes esperanzas ya que su padre MARSKE era nieto de DARLEY ARABIAN, y por las venas de su madre SPILLETA circulaba la sangre del gran GADOLPHIN ARABIAN.

La misma noche del nacimiento del potro, el Duque visitó los establos para conocer el potrillo recién nacido, y cuando el mozo del corral pregunto cómo pensaba llamar al hijo de Spilleta, el Duque contestó sin dudar: “ECLIPSE”, nació en uno de ellos.

Como muchas veces ha sucedido en el mundo del turf el criador de “ECLIPSE” no lo vio correr. Había fallecido en 1765 cuando el potro solo tenía un año de edad.

Sus herederos decidieron liquidar el Harás y todos los ejemplares, padrillos, yeguas madres y potrillos, salieron a subasta pública. El señor John Wildman, superando todas las ofertas llegó a pagar 75 guineas de aquel entonces o sea un magnifico precio por un potro de un año.

ECLIPSE era un potro muy difícil de amansar y casi más que imposible entrenarlo para carreras, a tal punto que se pensó inclusive castrarlo. Por fortuna, para la hípica mundial, la idea no prospero. Solo en 1769 Wildman y su entrenador decidieron correr a aquel demonio de velocidad y temperamento.

Fue tan grande el éxito de ECLIPSE en la pista, que corrió 26 carreras para 26 victorias, nunca estuvo en peligro su triunfo, habiendo ganado los más importantes clásicos de la época y fue retirado a la reproducción después de haber efectuado una campaña de solo dos años en la pista.

ECLIPSE es considerado el mejor caballo de todos los tiempos, y en la reproducción dio a YOUNG ECLIPSE, SALTREAM Y SEARGENT, ganadores del DERBY DE EPSON en los años 1781, 1783 7 1784, respectivamente, destacando también Annete, Mercury, Don Quixote y Pot 8-os, a través de quienes se prolonga su sangre hasta el día de hoy. ECLIPSE procreó 344 ganadores de carreras y por dos de sus nietos, WAXY Y HAMBLETONIAN, tenemos hoy las líneas de sangre con mayor éxito a nivel mundial.

Descendientes de este fenómeno del turf son las líneas de NASHRULLAH, POLYNESIAN, BOLD RULER Y NEARTIC. De la línea de POLYNESIAN destaca NATIVE DANCER, el maravilloso tordillo que perdió solo una de las veintidós carreras que corrió, el “Derby de Kentucky”.

Por su hijo RAISE A NATIVE se continúa otra línea de ECLIPSE, destacando ALYDAR, RAISE A CUP, MAJESTIC PRINCE, NASHUA-S, DANCER Y MR. PROSPECTOR, padre de SPEEDY PROSPECT, padrillo que en el Harás “Manglaralto” dio muy buenos ganadores.

Sin lugar a dudas “ECLIPSE” es el PADRILLO DE LA HISTORIA DEL TURF, ya que actualmente nueve de cada diez caballos que corren en el mundo son sus descendientes.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.