Opinión

Cuando no estoy contigo estoy sin mí…

Dr. Miguel Palacios Frugone/Guayaquil

 

Los momentos que me amas son como sueños hechos realidad.

Extasiado quedo cuando me estrujo contigo.

Adorando al ser que me hace ser lo que quiero ser.

Contigo desvarío en una mágica danza que se fragua con tu imagen.

Una conmoción colmada de efusiones e ilusiones.

Eres una eclosión de pasión y ternura.

Vives en un tiempo sin espacio donde escucho los sonoros sin sonidos del sonido quedo.

Tu hermosura está pintada con pinceladas de oquedades pardas.

El respiro de tu respirar es el que me hace respirar.

Un inequívoco resuello de tu aliento para mi vivir.

Eres un eco sin palabras que murmura a mi oído lo que quiero oír.

Amarte ha sido un regalo inmerecido del creador.

Le has dado a mi vida un significado que no me merecí;

Has sido el propósito de mi propósito.

El deseo que siempre había deseado…

Mi vida depende de tu vida para subsistir.

La pasión que encuentro en un encuentro es la indómita savia que fluye por mis venas.

Siempre soñaba que soñaba con alguien como tú.

No concibo un después que sea feliz sin tu presencia.

Eres lo que quiero, lo que necesito y lo que nunca dejaré.

Cuando no estoy contigo estoy sin mí…