Economía

¿Cuáles son las principales razones por las que le pueden negar un crédito quirografario del IESS?

Los créditos quirografarios en su mayoría se usan en gastos de consumo; pero también en compra de medicinas y pagos de otras deudas. Entérese cómo puede acceder a esta beneficio, sin ningún tipo de problemas, si es afiliado o jubilado del IESS. 

Los préstamos quirografarios, que en su mayoría sirven para gasto de consumo, pero también para financiar salud y pago de otras deudas, es un beneficio al que puede acceder los afiliados, jubilados y pensionistas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Tiene una tasa de interés menor al más de 16% que se cobra por préstamos de consumo en el sistema financiero privado y se puede solicitar en línea con un plazo de pago de hasta 60 meses o 5 años.

Sin embargo, el acceso a esta beneficio se puede complicar si se comenten ciertos errores, que vale tener en cuenta:

1.- La cuenta de destino está inactiva o es incorrecta. Asegúrese de ingresar correctamente los datos de cuentas bancarias y datos personales.

​​2.- Problema en la institución financiera de su cuenta bancaria.  Verifique que el banco donde desea que desembolsen el dinero del crédito no presente ningún inconveniente.

3.- La cuenta registrada en el IESS es compartida (2 beneficiarios). Si este es su caso, debe contactarse o acercarse al Biess (Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social) para solicitar la asignación de una cuenta individual.

4.- Actualización de datos de la cuenta en el aplicativo. Si realizó algún cambio de sus datos en el aplicativo del Biess, también debe hacerlo de manera presencial en una agencia para verificar que los cambios han sido efectuados.

4.- Incumplir uno o varios de los requisitos previsto para el crédito quirografario. El acceso a este crédito de consumo también se puede complicar si no se cumplen los requisitos establecidos por el Biess:

-Tener mínimo 12 aportaciones.

-Ser un afiliado activo o un jubilado

-Tener una cuenta bancaria registrada y autorizada por el IESS.

-No tener crédito en mora con el IESS o Biess.

-No tener un crédito hipotecario en trámite.

-Tener créditos en liquidación.

-No tener créditos quirografarios en trámite.

En 2023, el Biess colocó alrededor de $4.000 millones en créditos quirografarios. (JS)

Por: Diario LA HORA