Opinión

Crónica de una muerte anunciada.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Así resulta y lo digo con mucho pesar, vengo desde la época de Correa, denunciando que el tema de la inseguridad se viene agravando y cada día será peor, si siguen designando ineptos, imbéciles y corruptos, en puestos claves que deben actuar y no hacer declaraciones estúpidas de los operativos y estrategias que van a realizar, poniendo en alerta a las bandas criminales…

Para algunos mediocres, incluido periodistas de radio, prensa y televisión, por envidia y celos, hasta me ridiculizaron diciendo que vengo presumiendo muchas cosas, porqué quería que me designen ministro de Defensa, de gobierno, de inteligencia, etcétera, cuando todo esto que vivimos lo tengo claramente descrito en los diferentes escenarios, que nos llevan está cadena de eventos y circunstancias…

Lo sucedido está madrugada en el Barrio del Cristo del Consuelo, es sólo una macabra nuestra que ahora viviremos en nuestros barrios y diferentes sectores, ahora que la orden de asesinar y liquidar migró de las cárceles hacia el exterior….

No pueden seguir en vigencia, medidas sustitutivas y uso de grilletes, para delincuentes reincidentes y de un alto perfil de violencia y peligrosidad.

Tampoco pueden mandarse a las calles miles de reos porque quieren que no exista hacinamiento en los centros penitenciarios, esa jamás puede ser la solución y lo peor sin ningún perfil sicológico de esos sicópatas…

Ahí están las consecuencias, las vacunas las exige todo ese colectivo que ahora funcionan en organizaciones muy unidas, vinculadas a las mafias de narcotraficantes, con bufete de abogados listos a exigir debidos procesos, defensa de los derechos humanos, habeas corpus, acciones de protección, etcétera…

Pero en todo este mar de mucha mierda escondida, lo peor es la descarada ineptitud de la secretaria de inteligencia dirigida por el ciudadano Fausto Cobo, que por lo menos debería salir y pedir perdón por no alertar a las Fuerzas de Seguridad de todo lo que se viene…

El presidente LASSO también es responsable y no puede eludir su responsabilidad en estos eventos, personalmente le advertí que se tenía que hacer, pero se encapsuló con sus muchachos de la fundación y sus excolaboradores del Banco y su súper cuñado, y ya se me parece a Moreno, que cuando había problemas se va del país.

No queda más que la gente se organice, y ahora debe ser la fuerza pública la que nos debe entregar las armas para defendernos, y no dejar que los delincuentes las roben para con esas armas y explosivos asesinarnos…

Sigan nombrando pendejos con cursitos en el exterior, criminólogos, expertos, máster, doctores, que no sirven ni tres cantimploras, pero salgan sin guardaespaldas, policías, vayan solos por las calles ahí los quiero ver si son tan machitos y bravos…

Semper Fi.