Actualidad

Criterios divididos por uso opcional de mascarilla en Ecuador

Poco más de dos años han pasado desde que Ecuador anunció la emergencia sanitaria por covid-19. Uso de gel desinfectante, mascarilla obligatoria y distanciamiento social eran algunos de los protocolos que se implementaron durante la pandemia.

Este jueves 28 de abril de 2022 Ecuador quitó el uso obligatorio de las mascarillas en espacios abiertos y cerrados.

Esta medida genera criterios divididos entre la ciudadanía. Hay quienes aplauden la decisión del Gobierno, mientras otros la rechazan tajantemente. Este Diario recogió las opiniones de ciudadanos e internautas.

Gustavo, a través de una publicación en Twitter, demostró su rechazo: “Irresponsables, un error que costará vidas.”.

Andrea Ortíz tampoco está de acuerdo del todo. Ella afirma que está bien que se pueda sacar la mascarilla en espacios abiertos, pero que en espacios cerrados la seguirá usando. Así lo indicó en un comentario de Instagram.

En cambio, Elena, que también hizo un comentario en Instagram, dice que el uso voluntario de la mascarilla es la “mejor noticia”, pues ella utiliza lentes y el cubrebocas le incomoda porque al respirar estos se empañan, impidiéndole ver con claridad.

También hay ciudadanos que reconocen que el uso de mascarilla durante estos años ha sido de gran ayuda.

“Sí, realmente es incómodo el uso de la mascarilla, pero también debemos tomar en cuenta que ha sido de gran ayuda y se debería por lo menos tomar costumbre usarla cuando alguien tenga un resfrío o algo así, para evitar la propagación de cualquier virus”, señaló María Dolores, madre de dos hijos.

“Debe ser voluntario. Quienes se sientan vulnerables la sigan usando y quienes no puedan respirar pues que no la usen”, dijo Alexandra, a través de una llamada telefónica con este Diario.

“Desde mi perspectiva, es súper incómodo utilizar mascarilla, en mi caso me salieron granitos por el calor y el roce. Esas cosas me incomodaron muchísimo. Pero a la final es una herramienta de seguridad, pero no es para todo el mundo. Yo sí estoy a favor de que ya no usemos la mascarilla, me gusta respirar el aire puro. Sin embargo, si estoy con mucho público sí la voy a usar, por cualquier otro virus que me puedan contagiar.”, dijo Sebastián González.

 

 

 

 El Comercio