Economía

Crisis logística: importaciones desde Panamá crecen 177%

Uno de los factores del aumento de importaciones desde Panamá es la crisis de contenedores, pues las empresas ecuatorianas usan a este país como un hub logístico.

Las importaciones de Ecuador ascienden a USD 15.024 millones en los ocho primeros meses de 2021, según el Banco Central.

Eso equivale a una recuperación de 38% en comparación con el mismo período de 2020, cuando el mundo estaba en medio de la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Además las importaciones desde Panamá han crecido, superando a las importaciones desde Colombia.

Entre enero y agosto de 2021 las importaciones desde Panamá ascendieron a USD 1.198 millones.
Un crecimiento de 177% o USD 766 millones frente a los ocho primeros meses de 2020. Se trata de un fenómeno que responde a dos factores, el primero es la recuperación del sector petrolero tras la reactivación económica en el mundo.
Entre enero y agosto de 2021, Ecuador ha importado desde Panamá USD 583 millones en aceites de petróleo o de mineral bituminoso.
Si se analizan las importaciones no petroleras, el crecimiento responde, en parte, a la crisis mundial de los contenedores, explica Xavier Rosero, vicepresidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).
Hub logístico
Las importaciones que crecen desde Panamá son de procedencia y no de origen, explica Pablo Jiménez, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción (CIP).
Eso quiere decir que se trata de bienes que se fabricaron en otro país y llegaron a Panamá para luego ser importados por Ecuador.
Panamá es un hub o centro logístico y, por lo tanto, es una alternativa para que las empresas en Ecuador puedan cumplir a tiempo con sus negocios, teniendo en cuenta la crisis logística que vive el planeta.
En el caso de Latinoamérica ese proveedor es Panamá. Eso se debe a que tiene el canal interoceánico entre el Atlántico y el Pacífico, lo que lo convierte en una zona de movimiento de carga donde hay distribuidores que se abastecen y que desde ahí hacen entregas.
“A los países de la región, entre esos Ecuador, les puede resultar mejor generar un vínculo con un distribuidor en Panamá antes que tratar de encontrar un proveedor en Asia, que está en el circuito de línea roja”, explica Rosero.
Se entiende como circuito de línea roja a las cadenas logísticas más sobrecargadas, por lo que en esas cadenas muchas veces hay retrasos en los tiempos de entrega de las mercancías.
Puerta a Centroamérica

En medio de la crisis logística, que ha provocado significativos incrementos en el costo de traslado de mercancías de hasta 1.033%, Panamá es visto como una alternativa no solo para el sector importador sino también para los exportadores.
“Panamá puede ser una puerta de acceso a mercados importantes como los de Centroamérica”, afirma Rosero.
Es decir, la industria manufacturera puede proveer directamente a países centroamericanos, a través de Panamá. Las mercancías que Ecuador exporta a países de Centroamérica compiten directamente con empresas asiáticas, que en este momento experimentan más demoras y sobrecostos por la crisis logística.
Entre las industrias que ven a Panamá como una plataforma de distribución hacia Centroamérica se encuentran: línea blanca, perfiles de metal y cerámica.