Economía

Créditos a migrantes retornados ayudan a insertarlos a la sociedad

Las estadísticas muestran el desembolso a través de la Conafips, de 2008 a 2015, para todo el sector de la economía popular y solidaria.

QUITO. Ecuador ha puesto en marcha un servicio para que los migrantes ecuatorianos que decidieron volver al país puedan acceder a líneas de crédito en el país con un coste mínimo y con garantías, con el objetivo que desarrollen emprendimientos y se reinserten a laboral.

Así lo ha anunciado hoy, en entrevista al portal Andes, el director de la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafips), Giovanny Cardoso, durante una evolución del proceso.

Cardoso explicó al medio estatal que a partir de julio de 2015, se registró 76 operaciones de crédito, de las cuales 29 fueron entregadas a emprendedores y 40 están precalificadas. Adicionalmente, siete fueron garantizadas, sumando un total de $885.905 destinados al fortalecimiento del crédito para migrantes.

El funcionario explicó que el sector financiero popular y solidario está integrado por las cooperativas de ahorro y créditos, cajas y bancos comunales, Organizaciones No Gubernamentales especializadas en créditos y mutualistas. “La iniciativa consiste en facilitar financiamiento a través de crédito de segundo piso y un fondo de garantías para que las cooperativas den crédito a los ecuatorianos en retorno”, afirmó.

Según la explicación del director de la Conafips a Andes, de estos dos mecanismos; por un lado la Corporación fondea a las cooperativas para que estas a su vez oferten créditos en condiciones adecuadas a los emprendedores, y por otro, brinda un fondo de garantías para aquellas personas que no tienen un historial crediticio porque regresan al país después de mucho tiempo.

Hasta el momento se han desembolsado $210.400 y están en proceso de desembolso $ 610.000 más. Además el fondo de garantía ya se ha activado en $ 65.000. El monto promedio por operación es de $20.000 para emprendimientos de mediana escala de ecuatorianos en retorno.

“Hay que tener presente que el crédito no es para todo el mundo; el emprendimiento debe ser viable, debe tener demanda en el mercado, no importa que no tenga garantía porque eso se resuelve a través del fondo que ofrece la corporación, pero la idea es que reciba financiamiento en emprendimientos que sean sostenibles en el mercado y en la economía nacional”, apuntó. (DO/La Nación)