Economía

Crédito de Desarrollo Humano beneficia a mujeres emprendedoras

108 mujeres de Nobol, Daule y Salitre recibieron el Crédito de Desarrollo Humano (CDH) para desarrollar sus emprendimientos, según cifras del MIES.

GUAYAQUIL. El 80% de los créditos fue destinado para negocios en agricultura, el 15% en especies menores (cerdos, pollos, aves) y el 5% en comercio.

Con este crédito, mujeres emprendedoras que se dedican a la agricultura, ahora cuenta con más herramientas para salir adelante gracias a esta política del Gobierno Nacional que brinda oportunidades para superar la pobreza en el país.

El Crédito de Desarrollo Humano está dirigido a promover líneas de financiamiento para establecer mecanismos y estímulos de apoyo a programas de carácter productivo orientados a contribuir a la estrategia de superación de la pobreza de personas y hogares destinatarios del Bono de Desarrollo Humano y Pensiones.

Los usuarios del Bono de Desarrollo Humano y Pensiones tienen la oportunidad de recibir las transferencias anticipadas de un año con carácter de un crédito en condiciones preferenciales, el mismo que se denomina Crédito de Desarrollo Humano. Esto ha permitido a un segmento de la población, tradicionalmente excluido del mercado financiero, acceder a estos servicios y utilizar los recursos en iniciativas productivas que les permitan mejorar sus ingresos, disminuir la dependencia de las transferencias monetarias; y, consecuentemente mejorar su calidad de vida.

César Campoverde, director distrital del MIES, destacó que en lo que va del año se entregaron 144 mil dólares en 120 créditos en los cantones de Nobol, Santa Lucía, Salitre y Daule. “Los CDH que hemos entregado han sido invertidos en emprendimientos sostenibles que contribuyen a mejorar la situación socioeconómica de las familias ecuatorianas”.

Janeth Sánchez es una de las miles de emprendedoras que inició su negocio propio gracias al apoyo del Gobierno. Tiene un cultivo de arroz y se dedica a la crianza de aves. “Desde que falleció mi esposo tuve que dedicarme a la agricultura, pero con la ayuda del Gobierno he salido adelante junto a mis dos hijos” afirma esta madre de familia.

Otro ejemplo de superación es el de Patricia Herrera, quien habita en el Recinto ‘Los Kioscos’, también en el cantón Nobol. La madre de 33 años de edad, cosechará en aproximadamente un mes su sembrío de arroz. “Tenemos este pequeño negocio gracias a un CDH. Aspiramos a recoger 80 sacos de arroz y venderlos a 40 dólares cada uno, con las ganancia volveremos a sembrar”, comentó Patricia.

El próximo 21 de julio se entregarán $73 mil 200 a 61 nuevos emprendedores de los cantones Santa Lucía, Salitre y la parroquia Juan Bautista Aguirre de Daule. (VCV / MIES / La Nación)