Internacional

Corte Suprema de EEUU falla a favor de matrimonio gay en todo el país

 Cientos de defensores del matrimonio gay cubrieron la vereda frente al tribunal, celebrando el fallo.

WASHINGTON. La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos dictaminó que la Constitución otorga a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse, en un triunfo histórico para el movimiento homosexual del país.

La corte votó por 5 a 4 que las garantías de la Constitución al debido proceso y a la protección igualitaria bajo la ley implican que los estados no pueden prohibir los matrimonios de parejas del mismo sexo.

Con este dictamen, los matrimonios homosexuales serán legales en los 50 estados del país.

El juez Anthony Kennedy, en un escrito en nombre de la corte, dijo que la esperanza de los homosexuales que pretenden casarse “es de no ser condenados a vivir en soledad, excluidos de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden dignidad igualitaria a los ojos de la ley. La Constitución les otorga ese derecho”.

“Sin ese reconocimiento, estabilidad y previsibilidad que el matrimonio ofrece, sus hijos sufren el estigma de saber que sus familias son de alguna manera inferiores”, escribió.

Kennedy, un conservador que usualmente define la votación en casos difíciles, se unió a la mayoría integrada por cuatro jueces liberales del tribunal.

El juez, designado por el presidente republicano Ronald Reagan en 1988, ha sido el autor de los cuatro fallos más importantes de la Corte Suprema sobre derechos de los homosexuales desde 1996.

Al igual que en 2013, cuando la corte derogó una ley federal que negaba beneficios a parejas del mismo sexo, Kennedy destacó la dignidad del matrimonio.

En una posición opuesta, el juez conservador Antonin Scalia dijo que la decisión muestra que la corte es una “amenaza para la democracia estadounidense (…) Cinco abogados han cerrado el debate y sancionado su propia visión del matrimonio como un tema de ley constitucional”, dijo.

El fallo es la ampliación del derecho al matrimonio más importante de la Corte Suprema desde la sanción del histórico caso de 1967 de Loving contra Virginia que abolió leyes estatales que prohibían los matrimonios interraciales.

Actualmente, existen 13 prohibiciones estatales, mientras otro estado, Alabama, ha disputado un fallo de la corte que levantó la prohibición. La decisión deja sin vigencia los impedimentos. De todos modos, instituciones religiosas podrían negarse a casar a parejas del mismo sexo.

El fallo es el más reciente hito en el movimiento de derechos homosexuales. En 2010, Obama firmó una ley que permitía a los gays servir abiertamente en el Ejército estadounidense.

En 2013, el máximo tribunal dijo que era inconstitucional una ley de 1996 que declaraba que por el propósito de los beneficios federales el matrimonio estaba definido como la unión de un hombre y una mujer.

La reacción llegó rápidamente. Barack Obama, el primer presidente en funciones en apoyar el matrimonio gay, dijo en Twitter: “Es un gran paso en nuestra marcha hacia la igualdad. Las parejas gays y lesbianas ahora tienen el derecho a casarse, igual que cualquier otro”.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, aplaudió el dictamen de la corte como “un gran paso adelante para los derechos humanos”.

Hilary Clinton, precandidata presidencial demócrata para los comicios del 2016, escribió en Twitter que estaba “orgullosa de celebrar una histórica victoria para la igualdad en el matrimonio”.

Hasta 2013, Clinton había dicho que se oponía a los matrimonios de parejas del mismo sexo, pero aclaró que su visión había “evolucionado” desde entonces.

El precandidato presidencial republicano Mike Huckabee dijo: “Esta decisión imperfecta y fallida es un acto fuera de control de tiranía judicial inconstitucional”.

Por su parte, el precandidato presidencial republicano Jeb Bush agregó: “Guiado por mi fe, creo en el matrimonio tradicional. Creo que la Corte Suprema debería haber permitido a los estados tomar esa decisión”.

Cientos de defensores del matrimonio gay cubrieron la vereda frente al tribunal, celebrando el fallo.

“Pienso sobre la inscripción de allí ‘Justicia igualitaria bajo la ley’ y pienso que ese es el mensaje que envía”, dijo Judy Walton, una madre gay de dos niños de Michigan, en referencia a las palabras grabada en el edificio del tribunal.

“La justicia no es la justicia para algunas personas. Es para todos”, agregó. (Reuters/ La Nación)