Actualidad

Corte Internacional de Justicia tardaría hasta dos meses para resolver pedido de medidas cautelares de México para Ecuador, que este 1 de mayo expone sus alegatos

Ecuador “cruzó líneas que no se deben cruzar en el derecho internacional” y por ello el ingreso a la embajada mexicana en Quito “debe tener consecuencias” fue el pedido que elevó México este martes 30 de abril ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en el primer día de audiencias por el caso. Este miércoles 1 de mayo será el turno de Ecuador para presentar sus alegatos.

“El ingreso por la fuerza de Ecuador a nuestra embajada y el ataque contra el personal y la dignidad de nuestro personal diplomático debe tener consecuencias”, subrayó el jurista Alejandro Celorio Alcántara, parte de la defensa mexicana que en sus argumentos dijo que la actitud de las autoridades ecuatorianas eran una “grave amenaza” a las relaciones internacionales.

La Corte escuchará este 1 de mayo a la defensa ecuatoriana. Una vez que concluya la audiencia de Ecuador el miércoles, el tribunal de la CIJ deberá agendar una fecha para pronunciarse sobre esta primera fase del caso que se refiere al pedido de medidas cautelares del país norteamericano. Expertos ecuatorianos consideran que el tiempo que la CIJ se tomaría para pronunciarse sería entre uno o máximo dos meses.

El equipo de Ecuador está integrado por el embajador de Ecuador en Países Bajos, Andrés Terán Parral, que actuará como agente del país; la directora de Asuntos Internacionales y Arbitraje de la Procuraduría General del Estado, Ana María Larrea; y los juristas Michael Woods, Sean Murphy, Aldredo Crossato y Omi Sender.

En esta primera audiencia, los funcionarios mexicanos recordaron en varias ocasiones la postura del presidente de Ecuador, Daniel Noboa, quien afirmó hace una semana que tiene “cero arrepentimiento” por haber ordenado el ingreso a la sede diplomática.

Hernán Pérez Loose, quien fue representante de Ecuador en la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York en el régimen de Guillermo Lasso, explica que lo que la Corte hizo en este primer día fue limitarse a escuchar a México y que se debe tener en cuenta que la celeridad con la que se trató el tema se debe a que se está atendiendo un pedido de medidas cautelares más no un juicio por la demanda presentada.

El que la CIJ esté realizando las audiencias dice el diplomático tampoco es señal de que el pedido de medidas cautelares vaya a ser aceptado.

“Las medidas cautelares se solicitan en situaciones de urgencia y en este caso no existe la razón. Ya es cuestión de los abogados de México. Creo que la Corte lo va a negar, no hay riesgo de que la embajada vaya a ser destruida ni nada que la ponga en riesgo”, dice.

Explica también que un pedido de medidas cautelares tiene lugar cuando se trata de un conflicto bélico, de un pedido de cese al fuego, de situaciones en las que existe peligro y para detener actos que se siguen desarrollando.

“Yo creo que a la Corte no le hará gracia que hayan pedido una medida cautelar cuando los principales elementos ya no están presentes, ya no hay qué discutir…. me da la impresión de que México busca hacer un poco de escándalo y la corte admitió el pedido porque es lo que corresponde cuando se presente un pedido de este tipo”, refiere y dice que es posible que cuando la CIJ lo niegue se pueda tener la lectura de que ya perdió el caso sin haber comenzado ni el juicio.

Mientras el analista internacional Michel Leví, coordinador del Centro Andino de Estudios Internacionales de la Universidad Andina Simón Bolívar, difiere y dice que más bien a la Corte lo que le corresponde analizar es el riesgo de los pedidos hechos por México en el marco de estas medidas cautelares.

“El riesgo tiene relación con los bienes que mantiene México con la embajada y las residencias, por ejemplo, de la embajadora y de los funcionarios… lo más seguro es que la Corte diga que el Gobierno ecuatoriano adopte medidas inmediatas y adecuadas para proteger las instalaciones de la embajada, que permita el retiro de artículos… esos temas puntuales los va a resolver en corto plazo porque buscan proteger activos del Gobierno de México y tiene todo el derecho”, menciona.
México mantiene pedido de suspender a Ecuador de la ONU
Dentro de este pedido de medidas cautelares, México insta a la CIJ a que declare que Ecuador violó sus obligaciones internacionales, y que suspenda la membresía ecuatoriana a la ONU hasta que las autoridades de ese país emitan un pedido público de disculpas.

Durante la audiencia, la defensa mexicana mostró el video del ingreso de los uniformados ecuatorianos para capturar a Glas y subrayaron que muestra el nivel de gravedad de lo ocurrido y del riesgo que corrieron los funcionarios que se encontraban en la sede diplomática como el jefe de la misión, Roberto Canseco, quien trató de impedir que se lleven al exvicepresidente.

En sus pedidos, el país solicita también que se siente como precedente que un país que actúe “como lo hizo Ecuador (…) será expulsado del organismo, de acuerdo con el procedimiento previsto en el artículo VI de la Carta de las Naciones Unidas”. Además que se ordene a Ecuador “tomar los pasos inmediatos y adecuados para la protección de la sede diplomática, su propiedad y archivos, evitando toda intromisión en ellos” y que permita al Gobierno mexicano desalojar las instalaciones diplomáticas y las residencias de su personal.

Sobre el pedido de dejar fuera de la ONU a Ecuador, Pérez Loose menciona que es poco probable que sea acogido por la CIJ.

Leví coincide y dice que para determinar la separación de Ecuador, la CIJ debe entrar en un análisis profundo tomando en cuenta incluso los alegatos que escuche este miércoles.

Contrademanda de Ecuador no sorprendió a México

El caso tuvo un giro el lunes 29 de abril cuando Ecuador formalizó ante la misma corte su demanda contra México por el asilo concedido a Jorge Glas. El exvicepresidente de Rafael Correa fue detenido en el interior de la embajada en Quito el 5 de abril por policías ecuatorianos. Este hecho desató una crisis diplomática entre ambas naciones que escaló a la ruptura de relaciones diplomáticas y este cruce de demandas.

La demanda ecuatoriana cuestiona el asilo otorgado a Glas por ser un sentenciado por delitos comunes. La causa fue mencionada en este primer día de audiencias ante la CIJ. La defensa mexicana manifestó que no les sorprendió y que era algo que lo habían anticipado.

No incluimos a propósito el tema del asilo en nuestra solicitud de inicio de procedimientos, porque sabíamos que Ecuador lo utilizaría como defensa. Ahora ya sabemos los argumentos de Ecuador sin que Ecuador sepa nuestros argumentos”, apuntó Celorio.

No obstante, Leví considera que justamente la presentación de esta demanda a horas de la primera audiencia sería una estrategia de Ecuador y bajo la que debe basar su defensa este 1 de mayo en La Haya para exponer sus argumentos y dejar en claro qué lo hizo tomar la decisión de ingresar a la embajada.

“La presentación de la demanda es para mí una estrategia procesal que está implementando Ecuador para defenderse de las acusaciones de México”, opina.

En tanto, las dos causas se presentaron en la Corte y son legalmente diferentes y no están relacionados con el pedido de medidas cautelares que se están analizando en estos días. No obstante, si lo decide podría llega a fusionar las dos demandas.

Sobre las demandas, Pérez Loose explica que Ecuador hizo bien en iniciar la suya de forma independiente por más que en un futuro se lleguen a unificar y comenta que la postura de México de decir que no le sorprende la demanda es normal, pero termina reconociendo que el país sí incurrió en una falta al conceder el asilo a Glas.

“Pueden tomar esa posición, pero también quiere decir que sabían que han hecho algo malo. Nadie dice eso sin estar conscientes del error y la violación del derecho internacional que se ha cometido también”, apunta. (I)

Por:  KCH