Actualidad

Correa viajará a El Vaticano

Francisco visitará Ecuador treinta años después de la visita que hiciera entre el 29 de enero y el 1 de febrero de 1985 el papa Juan Pablo II.

QUITO. El próximo 27 de abril, el Presidente de la República, Rafael Correa, se reunirá con el Papa Francisco, en El Vaticano, para ultimar los detalles de la visita que realizará a Ecuador entre el 6 y 8 de julio.

El mandatario viajará un día antes para asistir dos días después a un taller sobre cambio climático de Naciones Unidas y aprovechará ese desplazamiento para visitar al Papa.

“Hemos pedido una audiencia con el Papa y han tenido la gentileza de otorgarnos la audiencia el lunes 27 de abril”, reiteró Correa al señalar que se reunirá con Francisco para “ultimar detalles de su visita (a Ecuador) y para expresarle la gratitud del pueblo ecuatoriano”.

Una vez confirmada la llegada del Pontífice al  país, en Guayaquil, los fieles católicos se han volcado a las iglesias a pedir por la salud de Jorge Mario Bergoglio, quien asumió el Pontificado hace dos años, y además  ha empeorado su ciática debido a que subió de peso.

El Papa afirmó hace unas semanas una frase que encendió la alarma: “Tengo la sensación que mi pontificado será breve. Cuatro o cinco años. No lo sé, o dos o tres. Dos ya pasaron. Es como una sensación un poco vaga. Tengo la sensación que Dios me puso aquí por una cosa breve, nada más…Es una sensación”.

Una devota que acudió a la Catedral de Guayaquil, resaltó que la presencia del Papa Francisco en el país, estará en Guayaquil y Quito, la “llena de tanta alegría porque viene el enviado de Dios y nos trae esa paz a cada uno de nosotros en el corazón”, comentó.

El Papa ofreció tres consejos para aquellos que quieren ver a Jesús y a todos los que están buscando el rostro de Dios. También a “quien ha recibido una catequesis de pequeño y después no ha profundizado más y a muchos que no han encontrado todavía a Jesús personalmente”: el Evangelio, el crucifijo y el testimonio de nuestra fe, pobre, pero sincera”.

Eso, para esta guayaquileña, hace que el argentino sea “un verdadero papa, un obrero, aparte de ser el papa es un obrero, anda por todo el mundo y va a venir al Ecuador que es una felicidad para nuestro país”.

La visita se encamina a confirmar la fe de los católicos, algo que una singular pareja de esposos, aseguran nunca haber perdido durante sus 50 años de matrimonio. Elvira se prepara para recibir al sucesor de Pedro y recalcó que “viene a renovar la fe en todos los ecuatorianos, para que, renovada esa fe, seamos buenos con todos nuestros semejantes”. (DO/Efe)