Actualidad

Correa reitera que el diálogo está abierto

El presidente de Ecuador defendió los proyectos de ley ante representantes de gobiernos parroquiales.

QUITO. A su llegada a la sede de Alianza País, para mantener una reunión con los líderes de dicho movimiento político, el presidente Rafael Correa, resaltó que el diálogo está abierto para las personas de buena fe tras las marchas de ayer, tanto en Guayaquil y Quito, quienes reclamaron por los proyectos de leyes de Plusvalía y Herencias.

“No vamos a dialogar con politiqueros. Pero vi a ciudadanos que hablaban de una subida de impuestos. Estamos dispuestos a hablar con ellos. Todos tienen derecho a manifestarse en democracia pero sin violencia”, recalcó.

Para Correa la convocatoria que realizó el burgomaestre de Guayaquil, Jaime Nebot, es un ejemplo claro que salió – en referencia a Nebot- a protestar porque las propuesta de los proyectos de leyes planteadas por el Gobierno le afectan a sus intereses personales.

“Es la primera vez que lo veo tan descompuesto, no está para estar en las calles. Él es uno de los ricos herederos y de los primeros que especula con tierras por eso se ve afectado y utiliza y manipula a la gente de buen corazón”.

Conjuntamente recalcó que si Nebot no está de acuerdo con las políticas del gobierno “nos vemos en 2017 y vamos a ver qué elige el pueblo ecuatoriano”

Sobre la cifra que maneja el Municipio de Guayaquil, en relación a que las marchas habrían asistido más de 300 mil personas, Correa respondió: “No saben ni contar”

Pero también se dio tiempo para criticar al alcalde de Quito, Mauricio Rodas, por lo que recalcó que “primero que bachee las calles de Quito, vengo de mi domicilio y tengo los riñones destrozados”. (DO/La Nación)