Actualidad

Correa: Quieren volver al país de los paros

El presidente de la República recorrió las modernas instalaciones del Hospital Público de Calderón, en el norte de Quito.

QUITO. Durante su discurso en la inauguración del Hospital Docente de Calderón en Quito, uno de los «más modernos de América Latina», según indicó el presidente Rafael Correa, también sirvió de plataforma para cuestionar el paro nacional programado por el Frente Unitario de los Trabajadores (FUT) y otras organizaciones sociales.

Correa calificó de “absolutamente ilegal e infundado” dicha movilización programada para el 13 de agosto. Y a su vez, el primer mandatario recalcó que “ahora que sí se obliga a la afiliación al seguro social y que no les roben a nuestros trabajadores una pensión digna, ahora hacen un paro nacional (…) lo planifican para el 13 de agosto, quieren volver al país de los paros o ya se olvidaron los paros anuales de educación del MPD (Movimiento Popular Democrático) y la UNE (Unión Nacional de Educadores) para chantajear al gobierno… el pasado no volverá, nos encontrarán preparados y venceremos”, anunció.

El Presidente también recordó que hace un año advirtió al país de la restauración conservadora, el pretexto fueron las leyes de Herencia y Plusvalía, pero pese a que se retiró temporalmente los proyectos de ley intentan seguir calentando las calles supuestamente por 8 años de abusos, hospitales, carreteras, centros de salud, escuelas del milenio, para nuestras élites ese es el abuso.

“Los del pasado quieren regresar, cada paso es un incidente para desgastarnos, para desestabiliza, nos quieren quitar la capacidad de gobernar, lo que no lograron en las urnas lo quieren lograr por la fuerza”.

También se refirió al rechazo que ha tenido el Decreto presidencial 703, por parte de los médicos, que faculta la creación de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), provocando que los médicos se pronuncien en contra de esta normativa, por lo que Correa les recordó que dicha entidad fue parte de un acuerdo y es similar al modelo chileno para separar al ente rector que es el Ministerio de Salud y crear una Agencia que tendrá competencias exclusivas determinadas por este Ministerio y altamente especializada.

“Tuvimos consultores uruguayos extranjeros, es modelo que ha tenido éxito en otros países, pero ya surgen voces tratando de engañar a los médicos y estudiantes de medicina señalando que inclusive que bajaremos las tarifas de consultas médicas a $13. Sepan que están mintiendo, esto es falso de esta Federación Médica, estos politiqueros”, reiteró el presidente.

Ahí se establece que el organismo estará adscrito al Ministerio de Salud y que se encargará de vigilar y controlar la calidad de la salud no sólo en las instituciones públicas y privadas del sector, sino también en las que se consideran comunitarias, de medicina prepagada y del personal de salud. En el artículo 3 se detallan las 14 atribuciones que tendrá la agencia.

Entre estas otorgar, suspender, cancelar o restituir los permisos de funcionamiento de las casas de salud. También controlar la publicidad y la promoción de servicios de salud para que exista coherencia entre lo que se oferta y se cumple al usuario. (DO/La Nación)