Actualidad

Correa inauguró una escuela y un parque en Guayaquil

A propósito de la inauguración del parque Huancavilca, Correa se refirió a las carencias de Guayaquil durante los cerca de 30 años de administración socialcristiana.

GUAYAQUIL. “Los Revolucionarios vamos a responder a los opositores con más educación, trabajo y oportunidades”, fueron las palabras del presidente de la República, Rafael Correa, quien participó en la inauguración de la Unidad Especializada Manuela Espejo, ubicada en las calles Aguirre y Lizardo García.

Durante su discurso inaugural, el primer mandatario reiteró el compromiso educativo de la Revolución Ciudadana y recordó que “la base de la democracia, justicia y libertad es la educación pública de excelente calidad”.

Con una inversión de $514.000, niños desde los 3 a los 17 años podrán recibir educación especializada. “Con la Unidad Especializada Manuela Espejo, sumamos 140 unidades de apoyo para niños con necesidades de capacidades especiales”, resaltó el Jefe de Estado.

La entidad educativa cuenta con aulas de clase equipadas, un parque recreativo, y áreas adecuadas para el desarrollo de los niños con capacidades especiales.

Correa no dejó pasar la ocasión para referirse a las manifestaciones que se han suscitado durante las últimas dos semanas y las que están programadas para esta. “Por cada bandera negra, por cada piedra, nosotros le damos amor a nuestros niños. Esto es la muestra de la defensa de la familia”, señaló.

Así también lo hizo durante la inauguración del parque Huancavilca, ubicado en el terreno donde antes se levantaba el antiguo edificio del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), conocido como la Licuadora (avenidas Quito y Machala y entre calles Padre Solano y Alejo Lascano).

Allí, el mandatario llegó aproximadamente a las 11:30, donde inició su discurso evocando a la familia. “Los que hoy hablan de la familia nunca han pensado en darles espacios públicos seguros”, señaló refiriéndose a los líderes movilizaciones que giraron en torno a las leyes de herencia y plusvalía, las cuales fueron retiradas temporalmente.

Correa también se refirió a la administración socialcristiana y las carencias que aún existen en la ciudad porteña, esto después de que el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, reiterara la semana pasada su intención de salir a las calles a protestar.

“En casi 30 años de administración socialcristiana no han podido solucionar varios problemas de Guayaquil. Guayaquil carece de espacios públicos y nos hablan de modelos exitosos del adoquín y cemento!”, resaltó el mandatario.

Así también acotó: “el modelo exitoso de lagunas y parques cerrados no es exitoso para todos”, señalando que la diferencia del parque Huancavilca respecto al trabajo del alcalde es que “es para todos y todas y no solo para unos pocos”.

Y reiteró que los políticos de “siempre”, quieren movilizar a “nuestra gente” para que el 2% más rico no pague sus deberes. “Nos están engañando para defender sus intereses”.

Para el Jefe de estado, “es un insulto a la pobreza”, los recursos económicos que está invirtiendo el cabildo porteño publicitando la marcha programada para el próximo jueves, cuando “existen barrios sin servicios”.

Confiado en que la ciudadanía ecuatoriana le dará su apoyo, el Jefe de Estado invito a los opositores a que “Sigan de luto, de luto eterno porque les volveremos a vencer”, y concluyó aseverando que “estamos cambiando radicalmente la vida de los habitantes de Guayaquil”. (VBF/La Nación)