Opinión

CORREA E IZA NO QUIEREN LA GUERRA, PEOR LA PAZ.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

[email protected]

 

Es evidente que los dos máximos dirigentes de la Izquierda Revolucionaria el uno, y de la izquierda indígena el otro, ambos lo único que buscan es la desestabilización del país y convertirnos en aliados de los países corruptos y hambreadores de los pueblos libres de América y del mundo.

Pertenecen a corrientes internacionales que poco a poco se toman los incautos e indefensos  países dirigidos por políticos derechistas  que una vez el en mando se olvidan voluntariamente de la sagrada palabra de la democracia pura y a renglón seguido tratan de gobernar como Dictadores protectores de todo acto de la más evidente corrupción y desgobierno absoluto que beneficia solamente a sus íntimos allegados.

La Patria sagrada ha perdido su razón de ser y el único interés para ellos posible de cumplir, es el enriquecimiento ilícito y de manera fácil, para luego ocultarlo y después no poder disfrutarlo por su dudoso origen y proceder irregular del que se vanaglorian como cerdos en aguas sucias y putrefactas.

Haber permitido la falta de respeto a uno de  los símbolos patrios, como lo hizo la periodista y actriz Cubana Alondra Santiago con nuestro Sagrado Himno Nacional, es la prueba más evidente que a las autoridades de turno no les interesa  hacer respetar el honor nacional representado por uno de nuestros símbolos patrios, siendo lo más fácil para proteger un oprobioso acto contra la dignidad nacional, aplicar la impunidad.