Actualidad

Correa denuncia agresión contra Viceministro de Salud

En una entrevista radial, Correa denunció que el vice ministro de salud, David Acurio, fue agredido por parte de los galenos en una Asamblea de Médicos de Pichincha.

QUITO. La expulsión que sufrió el viceministro de Salud, David Acurio, durante una Asamblea de Médicos de Pichincha fue criticado por el presidente de la República, Rafael Correa y advirtió que la oposición está creando rumores, desinformación y mentiras en varios frentes para desgastar al gobierno.

“No es como dice la prensa que fue expulsado, lo agredieron, no lo dejaron hablar, lo golpearon, tuvo que salir; tenemos los videos”, afirmó el mandatario en una entrevista con Radio Vox.

Esto sucedió la noche del lunes cuando los profesionales de la Salud se habían reunido en el Antiguo Hospital Eugenio Espejo para discutir el contenido del Decreto Ejecutivo No 703, por el cual se crea la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess).

Ante ello, Correa resaltó que “ya están tergiversando la información” sobre la creación de la Acess, que se creó mediante decreto ejecutivo el 25 de junio. “Yo expliqué que es un modelo uruguayo muy bien pensado, que va a beneficiar al país, pero la cuestión es sembrar dudas y mentiras”, dijo Correa.

El presidente explicó que, por ejemplo, se están generando rumores sobre una supuesta decisión de poner límites a las consultas privadas. “Se inventaron que vamos a poner a 13 dólares la consulta externa para cada médico privado y han hecho preocupar” a los profesionales de la salud, afirmó.

Los médicos dicen que esta iniciativa crea muchas dudas y reclaman un consenso, pero el Presidente resaltó que esta entidad será la encargada de ejercer la regulación y control técnicos, la vigilancia sanitaria de los servicios de salud públicos, privados y comunitarios, con el fin de garantizar la atención de salud y la calidad del servicio.

Sobre el incidente, el Ministerio de Salud explicó en un comunicado que Acurio acudió a la reunión con la Federación “a ratificar que no se pondrán techos a las tarifas de los servicios de salud privados. Esto lo hizo como una muestra de apertura al diálogo, con respeto”.

“Se le permitió el ingreso, anunciado a los directivos, y al rato pidió cortésmente la palabra; cuando los directivos le autorizaron el uso de la palabra, antes de que él pueda decir cualquier cosa, irracionalmente un grupo de personas comenzó a ultrajarlo, con gritos e incluso agresiones físicas (golpes en el brazo). En estas circunstancias el funcionario tuvo que salir del lugar”, añadió. (DO/La Nación)