Economía

Correa califica de “muy oportuna” la reunión entre la UE y Celac

Entre otros asuntos, los jefes de Estado y de Gobierno latinoamericanos y de la UE han hablado de cambio climático.

BRUSELAS. El presidente del Ecuador, Rafael Correa, calificó ayer de “muy oportuna y fructífera” la cumbre celebrada entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para la coordinación entre los dos bloques.

Correa consideró que “es el momento de coordinarse entre bloques” de cara a la Tercera Conferencia Internacional para Financiamiento para el Desarrollo, que tendrá lugar en julio, la Cumbre de Naciones Unidas de septiembre, para revisar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en Nueva York, y la cumbre sobre cambio climático que se celebrará en París a finales de año.

Así lo anunció al término de la cumbre celebrada en Bruselas miércoles y jueves, en la que 61 estados de la UE y América Latina han abordado la cooperación entre ambas regiones.

Correa, en calidad de presidente de turno de la Celac, aseguró que la reunión ha sido “muy fructífera” ya que, a su juicio, el mundo del futuro “será un mundo de bloques”.

Además, señaló que, desde que comenzaran los encuentros en 1999, “la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho se ha consolidado” en Latinoamérica y el Caribe, al tiempo que “Europa consolidó su unión” con sus socios al otro lado del Atlántico.

En su opinión, Europa es un ejemplo a seguir y América Latina “debe aprender” del viejo continente.

El presidente ecuatoriano recordó que la UE la conforman “países con diferentes historias, culturas, lenguas, religiones y sistemas políticos, que soportaron dos terribles guerras mundiales (…), que por voluntad política decidieron unirse”.

Por el contrario, “en América Latina tenemos todo, una historia común, un lenguaje común, sistemas políticos comunes, para consolidar nuestra unión, así que no hay tiempo que perder”, agregó.

Entre otros asuntos, los jefes de Estado y de Gobierno latinoamericanos y de la UE han hablado de cambio climático.

“Todos acogimos la propuesta de que en diciembre en París debemos llegar a acuerdos vinculantes con contribuciones para cuidar le planeta y luchar con esta pandemia, que es el cambio climático”, explicó Correa.

Bajo esta premisa, ha advertido de que “pronto será un problema para todos” y no solo de los países pobres.

Durante la cumbre también se ha hablado de migración y de la nueva clase de cooperación “que requiere una región como América Latina y el Caribe”, precisó el mandatario ecuatoriano, cuyo país preside temporalmente la Celac.

En este sentido, reiteró que la “clave” para el desarrollo es “sobre todo talento humano, ciencia y tecnología”.

“Debemos ser más agresivos para una cooperación contundente” con los países en vías de desarrollo “en el sentido de dar más fácil acceso a la ciencia, a la tecnología, al conocimiento (…) con las justas compensaciones a los innovadores”, subrayó.

Por otra parte, el bloque latinoamericano ha reiterado su “alegría” por el restablecimiento de la relaciones entre Estados Unidos y Cuba aunque, según Correa, “hace falta levantar el bloqueo que atenta contra las naciones y la retirada de la base en Guantánamo”.

También se ha congratulado de la “búsqueda de paz en Colombia” y ha mostrado su apoyo al presidente de este país, Juan Manuel Santos, para alcanzar la paz.

Por otra parte, Correa ha insistido en la necesidad de apoyo a América Latina para crear “talento humano” porque, según ha explicado, el nuevo tipo de cooperación está en el acceso al conocimiento y a la financiación. (Efe/La Nación)