Internacional

Coronavirus en Wuhan: El horror de los pacientes meses después de dejar la UCI

Tras dejar una UCI en Wuhan, epicentro de la pandemia, la mayoría de pacientes del nuevo coronavirus registrados en la ciudad china aún presenta daño pulmonar debilitante, síntomas de depresión y siente que la sociedad los estigmatiza, de modo que no puede volver a una vida normal.

Así lo evidencia una investigación dirigida por Peng Zhiyong, director de cuidados intensivos del Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan (China), y recogida esta semana por The Times.

Desde abril pasado, Peng y su equipo realizaron visitas de seguimiento a unos 100 pacientes que permanecieron en cuidados intensivos por el coronavirus. Su edad promedio es 59 años. La primera fase de un año terminó el mes pasado y arrojó dramáticas secuelas. Además, casi toda la capacidad pulmonar (90 %) de estos pacientes continúa dañada.

Tras pedirles caminar durante seis minutos, los investigadores descubrieron que solo podían avanzar unos 400 metros en seis minutos, mientras que las personas sanas, 500 metros en el mismo período.

Coronavirus: el camino a una vida normal

“Algunos recuperados tienen que depender de máquinas de oxígeno incluso tres meses después de ser dados de alta del hospital”, agregó Liang Tengxiao, médico del Hospital Dongzhimen de la Universidad de Medicina China de Beijing, cuyo equipo también está realizando visitas de seguimiento con pacientes recuperados de más de 65 años.

El estudio de Liang aporta una evidencia más sólida, pues ha concluido que los anticuerpos contra el nuevo coronavirus han desaparecido en el 10 % de los pacientes visitados por su colega, Peng Zhiyong.

Mientras tanto, el 5 % de ellos recibió resultados negativos en las pruebas de ácido nucleico de coronavirus, pero resultados positivos en las de inmunoglobulina M (IgM). Por tanto, deben ser puestos en cuarentena nuevamente.

La IgM suele ser el primer anticuerpo producido por el sistema inmunitario cuando un virus ataca. Un resultado positivo en una prueba de IgM generalmente significa que una persona acaba de ser infectada por el virus.

Por otro lado, los sistemas inmunes de los pacientes no se han recuperado por completo, ya que mostraron un bajo nivel de células B, pero un alto nivel de células T, una fuerza primaria para matar virus en el cuerpo humano.

A eso hay que añadir que padecen depresión y una sensación de estigma. La mayoría le dijo al equipo que sus familias no estaban dispuestas a cenar con ellos en la misma mesa; ni siquiera la mitad ha regresado a trabajar.

Wuhan, también epicentro de disputa entre China y EE. UU.

En marzo, Donald Trump provocó la ira de Pekín al hablar del “virus chino” para referirse al nuevo coronavirus. Del lado del país asiático, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores se hizo eco de la teoría según la cual el ejército estadounidense llevó el virus a China.

En mayo, Pekín habló de “errores y lagunas” en la gestión estadounidense de la epidemia. Donald Trump respondió que fue “la incompetencia de China y no otra cosa lo que provocó esta matanza mundial”. Trump acusa a las autoridades chinas de haber disimulado la extensión de la epidemia, surgida a fines de 2019 en Wuhan.

 

 

/larepublica.pe