Opinión

COROLARIO A MI OPINIÓN DE AYER

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

En aquella opinión a la que me refiero en el titular de ayer, lunes, hay un desface de tiempo, puesto que fue hecha y programada antes que la Sra. alcaldesa Dra. Cynthia Viteri levante la medida que impedía la asistencia de los alumnos a las clases presenciales debido al aumento de casos de COVID 19 con la variante ÓMICRON.

Los nuevos resultados demuestran una baja de contagios, desocupación de camas en los centros hospitalarios públicos y privados y, una baja en las defunciones, ojalá que esta decisión pueda traer el encendido de la pipa de la paz entre las dos funcionarias.

Como es costumbre después de cada feriado los casos aumentan vertiginosamente debido al descontrol y exceso de los ciudadanos que abusan del libertinaje y la libre movilización en todo el país.

En este mes de febrero se festejan dos eventos que deberían ser considerados por las autoridades como posibles nuevos contaminantes. El primero, el 14 de febrero que se celebra el día de San Valentín, fecha ideal para festejar la amistad y amor. Ese día cae lunes, día perfecto para que algún erudito iluminado miembro del Gobierno se le ocurra la genial idea, por una sola vez, de hacer otro puente vacacional; y, el segundo, los siempre alborotados y alegres carnavales que en esta oportunidad serán desde el 25 de febrero hasta el 2 de marzo.

Sería necesario que las autoridades se pongan de acuerdo antes de que ocurran los hechos esperados y conocidos, para que no nos dejen con el mal sabor de seguir creyendo que somos un país del quinto mundo que recién busca como encontrar su camino.