Ciencia

Corea del Sur declara extinguida la epidemia de nuevo coronavirus

El anuncio lo hizo el primer ministro, Hwang Kyo-ahn, durante una reunión con representantes de distintos ministerios en Seúl.

SEÚL. El Gobierno de Corea del Sur dio por extinguido el brote de síndrome respiratorio de Oriente Medio (SROM) o nuevo coronavirus que se ha cobrado 36 vidas en el país asiático desde que fue detectado por primera vez el pasado 20 de mayo.

El anuncio lo hizo el primer ministro, Hwang Kyo-ahn, durante una reunión con representantes de distintos ministerios en Seúl.

“Tras valorar distintas circunstancias, el personal médico y el Gobierno consideran que la gente ya puede dejar de preocuparse (por el virus)”, dijo durante el encuentro Hwang en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

El primer ministro también aprovechó para pedir disculpas a los ciudadanos por las “preocupaciones y molestias” causadas, en respuesta a las críticas al Gobierno por no haber logrado atajar en una fase temprana la propagación del brote desde que fuera detectado a mediados de mayo.

Además, prometió aplicar cuanto antes el presupuesto suplementario aprobado el viernes por el Parlamento por valor de 11,6 billones de wones (8.990 millones de euros, $9.950 millones de) principalmente para compensar los daños económicos causados por el SROM.

Durante el mes de junio el virus generó una fuerte alarma social, hasta el punto de reducir de forma considerable el consumo y el turismo en el país asiático.

Tras la declaración del fin del brote “de facto” el Gobierno también comenzará a desmantelar el centro de control temporal creado para combatir el virus, aunque mantendrá un elevado nivel de vigilancia para evitar nuevos casos, como los controles de temperatura corporal en los aeropuertos, según avanzó el ministro.

Pese al anuncio de hoy aún se considera que la extinción ha sido declarada solo “de facto”, ya que para anunciar oficialmente el fin del brote es necesario que transcurran 28 días sin nuevos casos desde que el último infectado sea dado de alta, según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de infectados por el SROM se ha mantenido en 186 en los últimos 23 días, y en la víspera el último paciente que permanecía en cuarentena por temor a que hubiera contraído la enfermedad fue dado de alta, lo que elimina casi todas las posibilidades de que haya nuevos contagios.

Unas 16.700 personas han sido sometidas a cuarentena en el país asiático por el SROM, enfermedad para la que no existen vacuna o tratamiento efectivos, y que provocó en junio serios daños económicos, ya que motivó una caída del consumo y más de 120.000 turistas extranjeros cancelaron sus viajes a Corea del Sur. (Efe/ La Nación)