Actualidad

Cordero: El Estado respeta la privacidad de las personas y de las entidades

El ministro Cordero enfatizó en que el gobierno actual fue democráticamente elegido y se sostiene en el respaldo dado en las urnas

QUITO. Ningún funcionario público está autorizado para “espiar” a un ciudadano. La Constitución garantiza el derecho a la privacidad, aseguró Fernando Cordero, ministro de Defensa de Ecuador, tras las revelaciones de Wikileaks sobre una supuesta relación del gobierno con una empresa italiana (Hacking Team) que vende sistemas cibernéticos de espionaje.

“El Estado ecuatoriano es un Estado que respeta la privacidad de las personas y de las entidades”, aseguró Cordero durante un encuentro con la prensa extranjera. Al ser consultado sobre los correos que al parecer vinculan a un organismo gubernamental de inteligencia con la empresa, agregó que Ecuador “no está dispuesto a tolerar ese tipo de violaciones” a la privacidad.

Hacking Team, una compañía italiana de vigilancia en internet a gobiernos y compañías privadas, sufrió un ataque informática que derivó en la divulgación de información confidencial de la compañía. Dentro de esa información, se conoció que supuestamente la Secretaria Nacional de Inteligencia del país (SENAIN) sería uno de los clientes de dicha compañía.

Cordero aclaró que en Ecuador existe una ley permite “cierto tipo” de interceptaciones telefónicas bajo autorización judicial. “Si nosotros justamente tenemos ahora éxito luchando contra el delito y el crimen organizado, es porque esa ley le permite a un juez a solicitud de un fiscal, por ejemplo, hacer intervenciones telefónicas legítimamente”, explicó el ministro.

Por otro lado, Cordero también desmintió que exista un descontento con el Gobierno al interior de las Fuerzas Armadas, por lo que dijo que hay “unos pocos conspiradores que van quedando al descubierto” y que son quienes propagan esos rumores.

“Hay gente que quiere que se caiga el gobierno, no saben para qué, pero el odio les ha erosionado no solo la inteligencia, les ha erosionado la posibilidad de convivencia social porque cuando usan la violencia pueden afectar a personas inocentes y no solo al gobiernos”, cuestionó el secretario de Estado.

Aunque prefirió no nombrar a los supuestos conspiradores, para no hacerles “un homenaje que no se merecen”, indicó que “son los mismos de siempre”, según él políticos de oposición frustrados, los “que han perdido las elecciones” y que supuestamente intentan crear un ambiente de zozobra en el país. (DO/La Nación)