Economía

Cooperativa en liquidación forzosa

El 9 de agosto de 2022, la SEPS dispuso el inicio del proceso de liquidación.  Se activó el mecanismo de cobertura de depósitos.

La Cooperativa de Ahorro y Crédito “Juan de Salinas”, del cantón Rumiñahui (Pichincha), entró en proceso de liquidación forzosa por estar incursa en dos causales: cuando cualquiera de los indicadores de solvencia sea inferior al 50% del nivel mínimo requerido; y por incumplimiento del programa de supervisión intensiva.

La última semana, funcionarios de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS), se encontraron con las puertas de la entidad cerradas,  y tampoco se evidenció la presencia, ni de los presidentes, ni los miembros del Consejo de Administración de Vigilancia de la entidad, narró Margarita Hernández,  titular de la SEPS.

Solo hasta el 10 de agosto, una de las autoridades de la cooperativa aceptó reunirse para concretar los procedimientos que prevé la Ley e iniciar el proceso de liquidación.

No obstante –añadió Hernández- el delegado de la cooperativa aún no cumple con su obligación de facilitar la entrega recepción de la entidad a la liquidadora. Esto perjudicaría directamente a los casi cuatro mil socios, pues no se ha realizado la entrega de la información que permite el pago del seguro de depósitos.

La  SEPS ya comunicó sobre la  liquidación a la Corporación de Seguros de Depósitos (COSEDE), para que se active el mecanismo de cobertura de depósitos. Una vez que se levante la información con la base de depositantes, la COSEDE iniciará el pago.

Esta entidad  maneja activos entre USD 5’000.000,00 y USD 20’000.000,00, tiene un seguro de depósitos de hasta 5.000 dólares, cubriendo así, en una primera fase, al 93% de socios y depositantes.

En una segunda fase, con la venta de la cartera de la entidad, se planifica llegar a cubrir un total de 7 millones de dólares, correspondientes al 99,77% de los depositantes.  Para que los depositantes puedan acceder al pago de la COSEDE no se requiere de abogado.

En el 2019, la SEPS   dispuso a la Cooperativa “Juan de Salinas”  la gestión de un programa de supervisión intensiva que duró dos años, el máximo permitido por la normativa.

Finalizado el plazo, la entidad no pudo superar las causales que lo motivaron y su nivel de riesgo era “alto y crítico”, detalló la funcionaria.  (SC)

 

 Diario La Hora