Internacional

Cooperación de beneficio mutuo, el camino correcto para China y Australia

BEIJING, Como dos grandes países de Asia-Pacífico, fundamentales para el crecimiento económico global, mejorar los lazos entre China y Australia es mutuamente beneficioso y refleja las expectativas de las naciones vecinas.

 

No existe ningún agravio histórico ni hostilidad contemporánea entre China y Australia, y sus intereses comunes superan ampliamente cualquier diferencia. Las dos partes deben garantizar que la cooperación continúe como piedra angular de los lazos bilaterales.

Al llegar al poder en 2022, el Gobierno del primer ministro, Anthony Albanese, ha puesto remedio a las irracionales políticas anti-China de su predecesor, lo que recibió una respuesta positiva de China.

Como resultado, las relaciones chino-australianas han tocado fondo, se han recuperado y estabilizado gradualmente.

La visita de Albanese a China el año pasado fue un gran éxito y los líderes de ambas naciones acordaron avanzar en la asociación estratégica integral China-Australia.

Durante la visita, se emitió la Declaración sobre los Resultados Conjuntos de la Reunión Anual de Líderes China-Australia, que esboza un plan para el desarrollo futuro de las relaciones bilaterales en la siguiente etapa.

Está previsto que el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, celebre próximamente, durante su visita a Australia, el VII Diálogo Exterior y Estratégico China-Australia con su homóloga australiana, Penny Wong.

La visita del canciller chino se produce en momentos en que los dos países conmemoran el 10° aniversario del establecimiento de su asociación estratégica integral.

Ambas partes deben aprovechar esta oportunidad para revisar sus lazos pasados y así extraer ideas y lecciones valiosas para fomentar una relación bilateral estable y duradera en el futuro.

China ha sido durante mucho tiempo el socio comercial más importante de Australia, y el comercio bilateral representa casi un tercio del comercio exterior total australiano.

Cabe mencionar que las dos economías son altamente complementarias. Por un lado, China cuenta con un enorme mercado con demanda, una extensa cadena de suministro industrial y una gran cantidad de trabajadores de alto calibre y talento empresarial.

Por el otro, Australia tiene recursos minerales ricos y de alta calidad, una experiencia especializada reconocida mundialmente, una industria de servicios altamente desarrollada y un sistema judicial de sólidas bases.

No hay justificación para que naciones económicamente interdependientes sean víctimas de nociones infundadas de «desacoplamiento» o de una imaginada «nueva Guerra Fría».

En cambio, las dos partes deben aprovechar al máximo el potencial del Tratado de Libre Comercio China-Australia y reforzar los vínculos en áreas emergentes como el cambio climático y la economía verde.

Como la región más dinámica del mundo, Asia-Pacífico se basa en estrechas relaciones entre China y Australia. Juntos, desempeñan un papel crucial para fomentar la estabilidad regional, impulsar el crecimiento económico y abordar desafíos compartidos, como el cambio climático y la seguridad marítima.

China y Australia pueden aprovechar sus fortalezas a través de sus esfuerzos conjuntos para construir un futuro más próspero y seguro para la región de Asia-Pacífico y más allá.

Por:  XINHUA