Actualidad

Contraloría presentó primer borrador sobre examen especial del Metro de Quito

Sobre el tema del blindaje del Contrato para la Construcción de la Fase 2 del Metro de Quito dijo que jurídicamente es imposible este y los concejales lo saben.

QUITO. El alcalde Metropolitano Mauricio Rodas informó que este lunes 17 de agosto se realizó la lectura del informe preliminar del examen especial que la actual Administración Municipal solicitó a la Contraloría General del Estado sobre el proceso de licitación de la fase 2 del Metro de Quito.

“Mi administración solicitó este examen porque consideramos que es una medida de elemental responsabilidad contar con el dictamen de este organismo de control previo a la adjudicación y a la firma de un contrato tan importante para nuestra ciudad”, dijo el Alcalde.

Dijo que el contenido del informe presentado esta mañana es reservado, por el momento. Desde este lunes se abre un periodo de cinco días para que se presenten preguntas, consultas y aclaraciones y transcurrido este lapso, la Contraloría emitirá un informe final  que será público.

Recalcó que se está  avanzando en el proceso con miras a la adjudicación y a la firma del contrato para la construcción de la segunda fase del Proyecto Metro de Quito. Indicó que luego de recibir la garantía soberana para el financiamiento de la brecha que faltaba para cubrir el monto de la oferta más baja que presentó uno de los consorcios para construir el Metro, se necesita la estructuración financiera por parte del Ministerio de Finanzas que no fue incluida en la entrega de aquellos avales.

La Estructuración Financiera es el detalle mediante el cual el ministerio de Finanzas define con qué instituciones financieras el Municipio de Quito gestionará los créditos y por qué monto con cada una de esas instituciones. Una vez recibida esa información, se convocará al Comité de Deuda Interno del Municipio, para luego enviar a la comisión de presupuesto y al Concejo Metropolitano para que sea aprobado.

En paralelo se espera el informe final del examen de la Contraloría, para solicitar a los organismos multilaterales, que están financiando el proyecto, el informe de NO Objeción. Es decir, la autorización para proceder a la adjudicación del Proyecto.

Indicó que es difícil establecer plazos específicos, puesto que hay pasos que no dependen del  Municipio como la estructuración financiera del Ministerio de  Finanzas,  el informe especial de la Contraloría General del Estado y la emisión de la ‘No Objeción’ para adjudicar por parte de los organismos multilaterales.

“Hay una serie de pasos que no dependen del Municipio pero estoy haciendo todas las gestiones para que se realicen con agilidad y personalmente monitorearé el avance de cada uno de estos pasos y lograr que se ejecuten con absoluta agilidad como está ocurriendo”, dijo.

El Alcalde indicó que se está elaborando un informe jurídico sobre las implicaciones de los problemas que tiene la empresa Odebrecht. Será uno de los informes que se presenten ante el pleno del Concejo Metropolitano, una vez que se someta la aprobación de este proyecto por el Pleno de  Concejo.

Sobre el tema del blindaje del Contrato para la Construcción de la Fase 2 del Metro de Quito dijo que jurídicamente es imposible este y los concejales lo saben, ya que la Ley prevé contratos complementarios y reajustes de precio.

“Nuestro afán es optimizar recursos para la ciudad y estaré vigilante de que los precios del proyecto no se eleven y de hecho se ha demostrado un afán de reducir los costos ya que se logró a través de las conversaciones con el Consorcio reducir 50 millones de dólares del costo total del Proyecto”, enfatizó.

Recordó que el presupuesto del Consorcio que presentó la oferta más baja se ajusta a los precios de mercado, a diferencia de los 1.500 millones de los que se habló durante la administración anterior y que luego quedó evidenciado que era un presupuesto irreal, subestimado y erróneo. Lo que demoró el proceso ya que se tuvo que negociar los costos y se logró reducir 50 millones de dólares en el monto total.

Es decir, con la rebaja lograda, la construcción de la segunda fase del Metro de Quito costará 1940 millones de dólares. “esto no se lo consigue de la noche a la mañana ya que implica la gestión de garantías soberanas y por tanto el error en el cálculo provocó  el retraso en el inicio de este proyecto y que no se hubiera tenido que hacer si el presupuesto  inicial hubiese sido el real”, dijo el Alcalde.

Enfatizó  que este proceso debe estar revestido de absoluta transparencia y los quiteños pueden tener la tranquilidad por la forma en que se está manejando este proyecto. (Agencia de Noticias Quito/La Nación)