Opinión

Contraloría General del Estado en acefalía…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

La renuncia de Valentina Zárate, subrogante del Contralor subrogante enjuiciado penalmente por asociación ilícita, pone en la picota de la opinión pública, a este vital órgano del Estado, como una institución fallida y sitiada por mafias y los piratas de la corrupción.

Era predecible el destino de Pablo Celi, mano derecha y principal alumno de Carlos Polit, no entiendo cuáles fueron las buenas razones o resultó ser un comodín para los miembros del Consejo de participación Transitorio, que ahora comprobamos actuó violando normas expresas y el buen sentido, consagrándose como verdaderos dictadores y tiranos,  sacramentados por una Corte Constitucional que impuso también al margen de la Ley, candados y blindajes totalmente inconstitucionales, basados supuestamente en los plenos poderes que otorgó el soberano en la consulta convocada por Lenin INAPAPER Moreno.

Me repugna la conducta de los cínicos dictadores, que siempre actúan a nombre y por mandato del pueblo, y otros por esta única vez, y nos dejan cada vez más, atrapados con una manga de pillos, cínicos, corruptos, como Fabián Alarcón, Celi, Vicuña, etcétera.

Mientras exista el Consejo de Participación Ciudadana, deben designar al Contralor titular, asumir sus competencias con patriotismo, y si no se sienten idóneos, renuncien y que la Asamblea designe al Contralor, pero lo que, si es inaceptable, es que no tengamos una cabeza que dirija la Contraloría, por destituciones, renuncias, órdenes de prisión, de sus autoridades, etc.

Don Guillermo Lasso Mendoza, debería de manera urgente proponer una consulta popular, y que nosotros el pueblo decidamos la vigencia de la constitución del 2008 o la que la mayoría decida, y así de una vez por todas, dejamos sepultado al prófugo, sus terroristas pretensiones e ínfulas de Idi Amín Dada.

Semper fi.