Actualidad

Continúa la polémica en Puerto Engabao

Una comuna de pescadores rechaza la presencia de quienes se consideran propietarios de estas tierras.

GUAYAQUIL. En Puerto Engabao se siente la pobreza. Los hombres que se dedican a la pesca, la principal actividad económica de este sector, se quejan de los malos resultados que tienen en sus faenas diarias, siempre a la baja. Eso, sumado al litigio de tierra donde Fabricio Correa reclama como suyos.

Aquí, el empresario y hermano del Presidente de la República, es el representante de la empresa Campibo, que en 2007 compró, según la escritura de compraventa notarizada, en $12 mil una extensión de 336 hectáreas a los herederos de la familia Moreira Medranda. Esas tierras incluyen los que ocupa la comunidad de Puerto Engabao, en donde viven alrededor de 600 moradores.

Pero en ese mismo sector, la firma Vimare asegura ser la propietaria de esos mismos lotes identificados como haciendas Las Merceditas 1 y Las Merceditas 2, de 174 y 228 hectáreas, en su orden, ubicados en la carretera a Puerto Engabao.

Los comuneros dijeron no soportar más los intentos de invadir los terrenos que ellos dicen son suyos y pidieron intervención de altos mandos. Esas plegarias fueron escuchadas por el presidente de la República, Rafael Correa, quien en un conversatorio con los medios de comunicación, indicó que se tomó una decisión a favor de las comunas.

“Es claro que esas tierras de Engabao pertenece a los comuneros eso administrativamente está resuelto, no de dos sabidos que se lo quieren llevar”, resaltó.

A su vez, Correo rechazó los actos violentos que se suscitaron el pasado 4 de marzo, donde habitantes de esa comuna quemaron siete casas construidas supuestamente por la firma Vimare y después derrumbaron una pared que fragmentaba una extensión de terreno.

“Queridos comuneros de Engabao, ustedes saben que el Gobierno está con ustedes, pero rechazamos la violencia”, resaltó.

Mientras que Francisco Minda, representante legal de la firma del Grupo Noboa, denunció que fue objeto de agresión “por el sólo hecho de realizar mi profesión de abogado libre”. El profesional dice que dicha firma tiene documentación que los acredita como dueños.

Por ello, señaló que acudió a la Fiscalía de Playas para denunciar a los responsables de estos actos, quienes según él están plenamente identificados, y para quienes consta una orden de detención. “Sin embargo, pese a cartas y oficios dirigidas al señor Gobernador del Guayas (Rolando Panchana), teniendo conocimiento de aquello, la autoridad provincial no ha dado cumplimiento de hacer efectiva la orden de detención”, alegó. (DO/La Nación)