Internacional

Contaminación de agua en Jalisco, México, causa enfermedades y muerte

México. La contaminación en la mayoría de cuerpos de agua y cuencas hídricas de Jalisco es de tal magnitud que ha provocado la muerte de personas, flora y fauna, afirma hoy el diario La Jornada.

El rotativo sostiene que el lago de Chapala, el más grande del país, recibe descargas del centro y occidente de la República por el río Lerma.

Ese cuerpo de agua, que abarca 114 mil hectáreas y tiene riberas en Jalisco y Michoacán, surte 60 por ciento del agua que se distribuye en Guadalajara y municipios conurbados, donde habitan cerca de cinco millones de personas, más de 65 por ciento de la población del estado.

Además de metales pesados y coliformes fecales, investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y agrupaciones ambientalistas encontraron en Chapala, en los ríos Lerma y Santiago, así como en la laguna de Cajititlán -donde el año pasado millones de peces murieron por asfixia- una excesiva concentración de compuestos tóxicos.

Jalisco ocupa el segundo lugar mundial en número de enfermos de insuficiencia renal: alrededor de ocho mil en municipios y poblados de la ribera del lago de Chapala, según el Foro Socioambiental GDL y el diputado federal Carlos Lomelí.

Uno de los casos de contaminación más conocido es el del río Santiago, que atraviesa los municipios de Juanacatlán y El Salto, al sureste de la zona conurbada, donde la contaminación ha causado enfermedades respiratorias, renales y cáncer, según la asociación Un Salto de Vida.

En el espumoso río Santiago, que nace en Chapala, se vierten aguas negras del sur de Guadalajara, del corredor industrial de El Salto, y de los municipios de Tlaquepaque, Tonalá y parte de Tlajomulco. Diversos estudios detectaron en ese cauce arsénico y otros elementos tóxicos.

Junto al Lago de Chapala, en Poncitlán, el agua se encuentra tan contaminada que habitantes de nueve comunidades -indígenas cocas la mayoría-, presentan la tasa de insuficiencia renal más alta del mundo, de acuerdo con el Sistema de Datos Renales de Estados Unidos.  (PL/LA NACIÓN)