Tecnociencia

Consumo de televisión fomenta la obesidad en la niñez

Resultados de un estudio revelan que el consumo de televisión es un factor determinante en el desarrollo de obesidad durante la niñez.

Científicos han llegado a esta conclusión tras una investigación para identificar hábitos de vida que puedan influir en el desarrollo de sobrepeso y obesidad durante la infancia.

En el estudio, publicado recientemente en la revista Pediatric Obesity, se consideró cinco hábitos de vida distintos: la actividad física, las horas de sueño, el consumo de televisión, la ingesta de vegetales y el consumo de alimentos ultraprocesados.

Con el objetivo de medir el impacto que ejercen estos hábitos en su salud, se calculó el índice de masa corporal (IMC), el diámetro de la cintura y la presión sanguínea de cada uno de los participantes cuando estos tenían cuatro años y también posteriormente, a la edad de siete.

OMS: Menores de 5 años no pasen más de una hora ante pantallas | HISPANTV

OMS: Menores de 5 años no pasen más de una hora ante pantallas |

La Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda que los menores de cinco años no pasen más de una hora al día frente a la TV u otras pantallas electrónicas.

De acuerdo con los resultados, aquellos niños y niñas que con cuatro años son menos activos y están más apegados al televisor muestran un mayor riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad y síndrome metabólico al cumplir siete años.

Cuando miran la televisión, ven gran cantidad de anuncios de comida poco saludable. Esto puede propiciar el consumo de estos alimentos” como la bollería, las bebidas azucaradas o los cereales refinados, afirma Dora Romaguera, colíder de la investigación.

Además, estar frente a la pantalla “los disuade de realizar actividad física e interrumpe su tiempo de sueño”, otro factor crucial para el control del peso más adelante, según ha explicado Silvia Fernández, otra investigadora.

El estudio concluye que para la salud adulta es crucial seguir unos hábitos de vida saludables durante la infancia: invertir pocas horas frente a la televisión, realizar actividad física extraescolar, dormir las horas pertinentes, consumir vegetales en abundancia y descartar la ingesta de productos ultraprocesados.

Fuente: HISPANTV