Economía

Consumir arroz en Ecuador es seguro, afirma agrocalidad

El arroz es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial, sin embargo, en los últimos días ha sido generador de noticia por contener sustancias que pueden ser perjudiciales para la salud. Por este motivo y la importancia de este grano para el país, elproductor.com, indagó un poco más a fondo sobre su realidad.

En un informe detallado, el director de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario, Patricio Almeida, aborda exhaustivamente la presencia de arsénico (un mineral que existe de manera natural, y que comúnmente se encuentra combinado con otros minerales) en el arroz ecuatoriano y las medidas tomadas al respecto.

Según el directivo, el estudio exploratorio, iniciado en 2018 en colaboración con una universidad, evaluó 41 muestras de arroz de las provincias de Los Ríos, Guayas y Manabí. Aunque es un estudio no científico, Almeida enfatiza que el 90% de las muestras se encuentran dentro de los límites del Codex Alimentarius, garantizando la seguridad del arroz consumido en Ecuador.

Sin embargo, el 10% restante está fuera de este rango, aunque no se ha determinado la presencia de arsénico inorgánico, que sería el perjudicial para la salud.

“No existe ningún problema en el arroz, sin embargo, vamos a ampliar el estudio porque es importante determinar de ese arsénico total que hay en el arroz pilado, cuanto es inorgánico, Pero siempre vamos a tener, valores por debajo del total” afirmó.

Entonces, eso dice que no hay ningún riesgo, tampoco se ha determinado que existen zonas donde hay una cantidad que pueda constituir un riesgo para la salud, sin embargo, vamos a seguir nosotros con el ministerio de agricultura y el Iniap haciendo muestreo de ciertas zonas no solo en arroz pilado, sino también en las zonas de producción, dijo.

Almeida explicó que el arsénico está presente en el suelo, principalmente en suelos volcánicos, es un elemento natural y su disponibilidad para las plantas depende de varios factores, como la acidez del suelo. Aunque no se han identificado zonas de riesgo para la salud, se realizarán estudios continuos, con la próxima toma de muestras programada para el 15 de febrero.

El funcionario destacó la importancia de las buenas prácticas agropecuarias, capacitando a agricultores para evitar la contaminación de productos. Asimismo, resaltó la responsabilidad de la industria, almacenistas y consumidores en las buenas prácticas de almacenamiento para prevenir contaminaciones cruzadas.

“Hay estudios en los países asiáticos donde se consume mucho el arroz que indican que los niveles de arsénicos disminuyen sustancialmente cuando se lava el arroz antes de cocinar o cuando se te lava el arroz al cocinar, esta buena práctica disminuye el problema, esta es una labor de todos para implementar estas prácticas” anotó.

Para garantizar la calidad del producto, Almeida anuncio la colaboración con el Arcsa en la segunda etapa del estudio, reforzando las medidas de seguridad alimentaria. A pesar de la falta de alertas, se subraya la necesidad de seguir implementando normas de inocuidad para asegurar la salud pública.

Un artículo publicado en la revista https://www.xataka.com/medicina-y-salud, indica que la OCU ha publicado recientemente los resultados de su último estudio sobre la presencia de arsénico en arroces y productos derivados.

La organización tomó distintas variedades del producto, blanco de grano corto y largo, basmati e integral, todos en crudo, además de arroz precocinado. Además, también analizó productos derivados como papillas de cereales, tarritos infantiles, tortitas, bebidas, fideos o cereales de desayuno.

A partir de sus resultados puede inferirse, dice el artículo, que ningún producto, consumido a razón de una ración por día puede suponer un riesgo para la salud, aunque consumos superiores podrían implicar exceder los umbrales establecidos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Argumentando en otra de sus publicaciones ¿Qué problema hay con el arroz? Es decir, empecemos por el principio. Sí, el arroz tiene arsénico. Es algo característico de este cereal: «a medida que crecen, la planta y el grano tienden a absorber el arsénico más fácilmente que otros cultivos alimentarios».

Según la Organización Mundial de la salud :

• El arsénico está presente de forma natural a niveles altos en las aguas subterráneas de muchos países.
• El arsénico es muy tóxico en su forma inorgánica.
• Su mayor amenaza para la salud pública reside en la utilización de agua contaminada para beber, preparar alimentos y regar cultivos alimentarios.
• La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a enfermedades cardiovasculares y diabetes. La exposición intrauterina y en la primera infancia se ha relacionado con efectos negativos en el desarrollo cognitivo y un aumento de la mortalidad en jóvenes adultos.
• La intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir una mayor exposición al arsénico, mediante la implantación de un sistema inocuo de abastecimiento de agua potable.

Por:  El Productor.com