Actualidad

Noboa propone otorgar indultos a policías y militares antes de que se determine su inocencia o culpa por uso de la fuerza

Dentro del segundo bloque de nueve preguntas para la consulta popular que impulsa el Gobierno, que está en análisis de la Corte Constitucional (CC), se incluye una que propone que el presidente de la República pueda conceder indultos a policías, militares y guías penitenciarios, mientras son procesados por delitos relacionados con el uso de la fuerza; es decir, antes de que se emita el dictamen judicial que determine si son inocentes o culpables.

En concreto, la pregunta cinco dice: ¿Está usted de acuerdo en que el Presidente de la República pueda conceder indultos durante la sustanciación de las causas penales a los servidores de Policía Nacional, Fuerzas Armadas o del Cuerpo de Seguridad y Vigilancia Penitenciaria a quienes se haya imputado un delito relacionado con el uso de la fuerza en contra de sospechosos de delitos?

Si bien se entiende que la intención del mandatario es respaldar el accionar de los miembros de las fuerzas del orden -pese a que existe la Ley del Uso Legítimo de la Fuerza-, hay inquietud sobre los posibles excesos que puedan derivarse, ya que se podrían dar situaciones extremas de abusos del uso de la fuerza, ejecuciones extrajudiciales o incluso casos de falsos positivos, como sucedió en Colombia.

Además de los riesgos, abogados penalistas aclararon que la pregunta tiene un error conceptual porque el indulto se entrega cuando ya hay una sentencia, mas no cuando está en curso el proceso penal.

Pablo Encalada, abogado penalista, dijo que esta pregunta, como otras del primer cuestionario, se enmarca en una lógica de que supuestamente los policías no pueden actuar porque las leyes se lo impiden. “La verdad es que la ley ampara a los policías para actuar en defensa de las personas”, señaló.

“De fondo, lo que está diciendo (el presidente Daniel Noboa) es que no le importa si los policías o militares van a actuar de manera correcta, pero si a él le da la gana, y si ellos cometen graves violaciones a los derechos humanos, él tiene la atribución de perdonarlos. Esto es gravísimo de cara a la convivencia pacífica de una sociedad”, reflexionó Encalada.

Mencionó que ha visto “mucha prudencia” por parte de los altos mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía de élite, que han sido “muy respetuosos de la ley y los derechos humanos”; en cambio, actuaciones de algunos elementos de tropa en ocasiones han incurrido en ciertos excesos.

Actualmente el artículo 74 del COIP establece que el presidente podrá conceder indulto, conmutación o rebaja de las penas impuestas en sentencia ejecutoriada. Se entregará el beneficio a la persona sentenciada que se encuentra privada de libertad y que observe buena conducta posterior al delito.

Fuente:  Radio Huancavilca