Opinión

CONSULTA POPULAR EN MARCHA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

 

Con el envío de las preguntas a la Corte Constitucional se da inicio al proceso de revisión y control Constitucional previo; es muy posible que el presidente de la República se dirija al país para explicar el contenido y alcance de las preguntas que necesariamente tienen que ser aprobadas por la Corte Constitucional.

Si la intención principal es la seguridad jurídica del país, bienvenida sea la consulta y que su aplicación beneficie la estabilidad social de la República y además fomente su desarrollo en beneficio de las grandes mayorías de ciudadanos desocupados que necesitan de un ingreso para su subsistencia diaria.

Será una prueba de fuego para medir la capacidad negociadora de la Señora mexicana nacionalizada ecuatoriana a la carrera que ocupa el Ministerio de Gobierno, que también es el responsable del manejo político del Estado.

Lo poco rescatable de los años anteriores es la Corte Constitucional, la misma que sin lugar a duda hará algunas reformas de fondo y forma que no cambiarán es espíritu del proyecto enviado a la Consulta Constitucional por el presidente Constitucional de la República.

Bien por el país que está listo y esperando por los cambios fundamentales que necesitamos para erradicar de una vez por todas la totalidad de la corrupción, podredumbre y narco delincuencia que se estableció en el país con el Socialista Progresista Rafael Correa y se mantuvo en el régimen del inútil e incapaz presidente de la Republica Guillermo Lasso.