Actualidad

Consulta popular del presidente Daniel Noboa avanza sin lograr el consenso nacional

Mientras continúa la segunda revisión de cuatro de las 10 preguntas de la consulta popular que superaron la evaluación de la Corte Constitucional (CC), los movimientos indígenas,  sindicatos y otros sectores sociales reiteran que el contenido de las preguntas debe ser evaluado con detalle.

Desde el Gobierno se insiste en que este proceso tiene como objetivo unificar y fortalecer la posición de los ecuatorianos sobre temas como la seguridad, el empleo por horas y la minería ilegal, pero ese planteamiento sigue sin lograr el consenso en la población.

Desde la presentación de las primeras 11 preguntas propuestas por el presidente de la República, Daniel Noboa, las críticas han sido constantes y motivaron a que se presenten otros nueve cuestionamientos en los que se incluyeron temas propuestos por organizaciones civiles. A pesar de esto, uno de los puntos débiles ha sido la ausencia de diálogo en el proceso.

LA HORA conversó con dirigentes de los movimientos indígenas, sindicatos y organizaciones civiles para conocer su postura con respecto a la propuesta presidencial.

Rechazo contundente

Édgar Sáenz, presidente del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador (Feine), precisó a LA HORA que el pasado 24 de febrero en su asamblea anual concluyeron que “las preguntas no favorecen a los sectores vulnerables, incluso es innecesaria en algunos casos”.

“No es muy prudente gastar tantos millones de dólares, pudiendo invertir estos recursos en salud y educación”, dijo Saénz, quien recordó que dentro de los movimientos indígenas “hay una agenda nacional, y el Gobierno tiene en la mesa las propuestas, lo que tiene que hacer es ejecutarla”. Agregó que están abiertos a priorizar parte de los 218 acuerdos firmados entre el Estado y los movimientos sociales en 2022.

“Nosotros como Feine entendemos que la consulta popular no beneficia a los sectores vulnerables y la rechazamos contundentemente”, insistió al señalar que el Gobierno sigue sin dialogar.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), Gary Espinoza, indicó que la organización se reunirá el 6 de febrero de 2024 para evaluar las preguntas aprobadas por la CC para definir una posición.

Sindicatos en consulta

El presidente de la Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE), Édgar Sarango, puntualizó que esperan conocer el contenido definitivo de la propuesta presidencial. “Si la decisión política es querer hacer los cambios que necesita el pueblo ecuatoriano y nos parece aceptable, la apoyaremos”, dijo al admitir que lo que más les preocupa es el tema laboral.

Precisó que la CTE ha mantenido reuniones con la ministra del Trabajo y que esperan reunirse con la ministra de Gobierno. Explicó que esos encuentros están orientados a conocer el contenido de la normativa para la aplicación de la propuesta de contratación por horas y contrato a plazo fijo.

Ecuador, en este momento, no está en condiciones para poder desarrollar otra alternativa, lo importante está en mejorar las condiciones económicas y dar desarrollo, mover la economía nacional, para la generación de trabajo y empleo”, argumentó.

Por su parte, el presidente del Frente Popular, Nelson Erazo, indicó que sus organizaciones de base consideran que la consulta popular “no sería necesaria en algunas preguntas”, sobre todo “en el tema de seguridad que pueden ser abordadas a través de leyes”.

Acotó que esperan precisiones sobre la normativa para el trabajo por horas y los contratos a plazos, para introducir un recurso de “amicus curiae” ante la Corte Constitucional en el caso de que la propuesta se convierta en una fórmula de precarización del trabajo, hecho prohibido por la Constitución.

Vamos a tomar la posición de defender los derechos de los ciudadanos y la no vulneración de la Constitución”, puntualizó Erazo. Agregó que este 3 de febrero desarrollarán una asamblea para tomar decisiones sobre este tema. (ILS)

Consulta ¿pertinente o no?

Mauricio Alarcón, presidente de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, indicó que aunque la consulta popular es uno de los “mejores” mecanismos para ejercer la democracia directa en una nación, la oportunidad no puede ser desperdiciada.

Una oportunidad tan valiosa no puede ser desperdiciada, ni con preguntas inútiles que vengan a ratificar lo que ya dicen las leyes, o con temas que ayuden a mantener viva la imagen electoral de quien quiere buscar un período completo de cuatro años”, apuntó.

Puntualizó que las preguntas y los anexos tienen que ser claros y tener un objetivo “preciso” para consultar la opinión de la ciudadanía. Fue tajante al manifestar que “en una crisis económica como la que atraviesa el país no podemos darnos de lujo, como ocurrió con el Gobierno de Lasso, de desperdiciar dinero que se podría destinar a temas de seguridad”.

Para Alarcón, la actual consulta no contiene temas trascendentales y los cuestionamientos podrían ser resueltos a través de las leyes de urgencia que ha presentado el Gobierno. Por eso hizo un llamado al presidente para tomar en cuenta los dictámenes de la CC que “llama a la reflexión profunda sobre la pertinencia de activar este mecanismo”.

Fuente. Diario la Hora