Actualidad

Cónsul de Ecuador en Chicago: Cada 15 días sale un vuelo con ecuatorianos deportados de EEUU

El cónsul de Ecuador en Chicago, Carlos Lenin Housse, es el encargado de una jurisdicción que cubre siete estados (Illinois, Indiana, Kentucky, Michigan, Missouri, Ohio y Wisconsin). Según el último censo, en esa zona residen treinta mil ecuatorianos, pero tomando en cuenta a los que no han logrado legalizar su situación llegarían a los noventa mil. Ellos temen una deportación.

¿Cómo ha afectado a los ecuatorianos la nueva política antinmigrante?

Yo creo que hay dos clases de afectaciones. La primera es el nerviosismo colectivo que se genera en nuestra comunidad, ese estrés por el que pasan nuestros connacionales, ese miedo de subirse a un tren y pensar que en alguna parada está la policía haciendo controles, y el malestar que eso provoca es verdaderamente muy muy malo. Por otro lado, para nosotros eso también genera una demanda de servicios consulares mayor a lo ordinario. Tienen el pasaporte vigente, con eso pueden estar tranquilamente, pero aunque no necesiten vienen por si acaso a sacar el ID consular, por si acaso quieren tener los papeles de su certificado de nacimiento.

Como consulado, ¿qué medidas o acciones establecen ante la situación por la que pasan los ecuatorianos ilegales actualmente?

Lo que tiene mayor impacto desde la gestión consular es la información que nosotros podemos difundir a nuestros connacionales, en el sentido de qué hacer en el caso que tengan una situación de esas, en el caso de un control migratorio. El ciudadano, si sabe en primer lugar cuáles son sus derechos y luego si sabe cómo proceder en el caso de que sean requeridos sus documentos de identidad, eso puede hacer la diferencia entre que afronte un proceso de deportación o no. Imprimimos mucho material gráfico que es básicamente lo que la gente más lee y tenemos mucha información en redes sociales, sobre todo en Facebook, sobre qué hacer en caso de estas estas situaciones.

¿Cuál es la labor del consulado cuando se conoce sobre ecuatorianos detenidos?

Nuestra obligación ahí es ver que le hayan respetado los derechos que tiene. Ahora más que nunca, que están deportando a mucho ciudadano hispano, los centros de detención están abarrotados, sobre todo en Alexandría, Luisiana, que es desde donde salen los vuelos de deportación hacia Ecuador; sale un vuelo cada 15 días.

¿Estados Unidos les informa a quiénes deportarán?

Nosotros cada 15 días recibimos el estado de los connacionales que van a ser deportados desde Alexandría, Luisiana, a nivel de todos los Estados Unidos, pero, por ejemplo, recibimos un listado de, por decirle algo, 180 ecuatorianos que salen deportados en un vuelo particular; efectivamente se logran embarcar 120, entonces esos 60 que no lograron embarcarse por distintas razones quedan ahí represados hasta el siguiente vuelo y, mientras, ya van llegando los del siguiente grupo, entonces es una situación bien compleja.

¿Se tiene una estimación de cuántos ecuatorianos salen en esos vuelos cada 15 días?

Varía la composición del vuelo, pero en promedio yo diría entre 90 ciudadanos deportados cada 15 días. Nuestra oficina en Houston hace el seguimiento del listado final de quienes efectivamente se embarcaron, pero luego confirmamos con nuestra coordinación zonal en Guayaquil, para saber cuántos efectivamente llegaron porque a veces hay diferencias.

¿Se ha incrementado el número de ecuatorianos deportados en los últimos meses?

Estadísticamente no, estadísticamente se ha mantenido. Lo que yo creo es que la policía migratoria está más empoderada, entonces tiene una actitud un poco más agresiva hacia el inmigrante. Ahora vamos a ver porque en realidad estos operativos de inmigración son nuevos y son de este mes, entonces vamos a ver ahí. Inicialmente las autoridades explicaron que son operativos de control contra ciudadanos extranjeros que tienen orden final de deportación, vamos a ver si es así. El tema es que muchas veces en la búsqueda de esas personas encuentran en su entorno a cinco personas más en estado irregular y se las van llevando a todas, ese es el problema.

 

 

 

(El Universo)