Opinión

CONSTITUCIÓN TRAICIONADA

Orlando Amores Terán/Quito

La Constitución de Montecristi se la hizo violando el Estatuto. Los asambleístas no respetaron el Mandato que les dimos en la Consulta. La Asamblea fue gobernada por un buró político, no elegido por el pueblo. Despreciando la capacidad intelectual de sus asambleístas, el régimen dispuso se contrate españoles, para que redacten la Constitución.

Una sola persona, hizo aprobar en un día, 388 artículos, que nos cuesta 180 millones de dólares. Este régimen traicionó a nuestros migrantes, golpeados por españoles, al contratar españoles, para que diseñen nuestros derechos, que ellos los violan. Afirmó que la incautación a Isaías es para pagar a perjudicados; solo fue para controlar TC Televisión y Gamavisión.

Hace alarde de soberanía alimentaria, y solo reparte caridad, no crea fuentes de trabajo, para comprar los alimentos que están inalcanzables. Habla de inclusión y participación, pero contrata los mismos de siempre. Proclama libertades y olvida que Mahuad y Kakabadse, como ministra, impulsaron la creación de zonas intangibles (Dto. 552 RO. 121 de 2.2.99), que violentó derechos humanos, colectivos, ambientales y difusos, de pueblos ancestrales, porque los encerró; lo cual contraviene los arts. 16, 84 y 88 de la CPRE vigente, la Declaración Universal de los DDHH, el Convenio 169 de OIT.

Hoy, se consagran las zonas intangibles, en el Art. 407 de la Constitución Montecristi, que prohíbe la actividad extractiva de recursos no renovables, pero autoriza su explotación, mediante declaratoria de interés nacional; sin contar con el criterio de la comunidad, como lo establece el Art. 88 vigente.

Para cerrar el círculo de contradicciones, nombra una comisión negociadora del ITT, presidida por Sevilla y Kakabadse, de la DP, degradando a su Canciller, que es parte de la comisión; e institucionaliza la reservación indígena, que ni en la colonia tuvo vigencia. El totalitarismo, insulta y descalifica a Acosta, Balda, Chuji, Naula, Queirolo, Roldós, siendo sus aliados. ¿De qué sirven nuevos derechos, si la Patria será regida por una tiranía? Salimos de la larga noche neoliberal, para entrar en la más oscura esclavitud, a vista y paciencia, de los que dejaron de ser libres. Lo mismo es Stalin, que Franco.