Opinión

CONSPIRACIÓN EN ECUADOR

Comandante Raúl Hidalgo/ Guayaquil

El ingenio humano produce muchas teorías conspirativas cuando ve en peligro sus intereses por la acción de uno u otro grupo. Hay una teoría llamada “Estado Profundo”, es un Estado oculto dentro del Estado legalmente constituido, opera con una burocracia encubierta y grupos de poder que actúan solos o coludidos, con objetivos opuestos que dificultan gobernar creando graves conflictos o guerra. En nuestro Estado están afectadas las cinco funciones o poderes: Ejecutivo, Legislativo (Asamblea), Judicial, Control Social y Participación Ciudadana y Electoral.

El señor presidente Constitucional de la República, denunció públicamente la existencia de una trilogía compuesta por los líderes de los movimientos políticos UNES, PSC y Pachakutik, que estarían coludidos para desestabilizar el Gobierno y conseguir el poder político; estos respondieron que la acusación es falsa, y el conflicto escala. Referente a la burocracia encubierta que estaría oponiéndose al plan de gobierno, dijo no poder hacer nada, porque la mayoría son tecnócratas herencia de algunos gobiernos. Colusión es un pacto ilícito para dañar a un tercero.

Estamos asediados por una amenaza mortal que representa el crimen organizado y no organizado, así los demuestran los siguientes hechos que son noticia en el mundo: ejecuciones macabras entre miembros de bandas dentro de las cáceles; asesinatos en la ciudad cometidos por sicarios en cualquier lugar y hora; robos, asaltos y secuestros; incremento de captura de droga que transita por nuestro territorio. El principal generador de violencia es el narcotráfico, con su política ‘plata o plomo’ corrompe en todas las instituciones de Estado e incide sobre el sistema de justicia.

La teoría de conspiración con la existencia de un Estado paralelo fuera de la ley se consolidaría si se demuestra que hay acuerdos en contra del gobierno de: la tecnocracia camuflada opositora, los grupos de poder fácticos que añoran manejar permanentemente el poder y, grupos anarquistas opuestos a todo. Pero la bomba molotov que incendiaría el país sería la unión de uno o varios de los grupos señalados con el narcotráfico, que tiene capacidad económica y de sembrar el terror.

Si la nación está en grave riesgo por la acción de la delincuencia común y organizada; los ciudadanos sentimos inseguridad y miedo; la opinión pública reclama por seguridad; algunos países han restringido a sus ciudadanos visitar el país; las FF.AA. y PP.NN. están amarradas por leyes rígidas. No se entiende: ¿por qué no hay unidad política entre el Ejecutivo y Asamblea, para gobernar y hacer leyes?, ¿será que algunos son parte o están movidos por líderes de grupos de poder que no les interesa el país?, o, ¿sencillamente son incapaces o ingenuos?

Necesitamos seguridad, generar empleo para producir bienestar, pero sin unidad estamos asistiendo a varias formas de ‘Estado Profundo’ con conspiraciones verdaderas, o tal vez a extraordinarios relatos de ingeniosos que tienen profundas pesadillas.

Debemos arriar los estandartes con imágenes de monstruos conflictivos. Unámonos contra la verdadera amenaza por el bien del país.