Actualidad

Consep quema alcaloides cada 15 días

En enero de 2016, la entidad se transformará en Secretaría Técnica adscrita a la Presidencia.

QUITO. “La principal labor que tendremos será la de coordinar todas las políticas de las diferentes carteras de Estado con respecto a programas tendientes a erradicar el microtráfico”, así lo dio a conocer el nuevo director del Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (Consep), el general de la Policía en servicio pasivo, Rodrigo Suárez, tras anunciar que la entidad conservará la atribución del depósito y destrucción de las drogas que incauta la Policía en los diferentes operativos que efectúa a escala nacional, una vez que pase a ser Secretaría Técnica de Drogas, bajo supervisión del Ejecutivo, conforme a la reforma expresada en la Ley de Drogas aprobada por la Asamblea en octubre.

Ante los diferentes cambios establecidos, el funcionario detalló que la Secretaría implementará mesas de trabajo que se reunirán cada mes con los secretarios de Estado o delegados de los ministerios de Salud, Educación, del Interior, Coordinador de Seguridad, Defensa y Deporte, quienes se encargarán del diseño de programas en cada área, destinados a la prevención del microtráfico con mecanismos para evitar el uso y el consumo de drogas, así como elaborar diagnósticos, preparar tratamientos permanentes para adictos, rehabilitación e inclusión social de estas personas; y reducción de riesgos y daños.

Además, la entidad tiene previsto evaluar la necesidad de la compra de más hornos debido a la gran cantidad de droga que decomisa la Policía, ya que en la actualidad, el Consep utiliza dos hornos propios, comprados en 2012, para pequeñas cantidades, ya que tiene capacidad para 300 kilos hora, pero cuando es necesario se contratan gestores ambientales privados, lo cual implica un gasto de $ 1.000 por cada tonelada incinerada.

Al respecto, un técnico del Consep consultado por diario El Telégrafo explicó que las incineraciones de las sustancias ilícitas se deben efectuar cada 15 días, según señala el Código Orgánico Integral Penal (COIP), pero tratan de hacerlo cada vez que ingresa la droga a los centros de acopio. “Es necesario deshacerse de ese material lo más pronto posible, pues tenerlo guardado mucho tiempo es un riesgo”, indicó. (VCV/La Nación)