Tecnociencia

Consejos útiles para viajar a Afganistán, Irán e Irak

Con solo nombrar estos países la mayoría entra en un estado de duda generalizada. Pero, qué es lo que lleva a descartar la posibilidad de conocer una región rica en historia y sobretodo en hospitalidad? Sí, en Hospitalidad! Si estás pensando en recorrer estas tierras lo primero que tendrás que hacer es no prestar atención a todos los que te dicen que es inseguro o imposible. Vayamos por orden: Afganistán. Para entrar, tanto los argentinos como la mayoría que va por turismo necesita un visado.

El mismo lo podes tramitar en Islamabad, Pakistán. En tan solo 3 días,  completando un formulario y 30 dólares tenés la visa. Cómo entrar? Una manera sencilla y rápida es tomando un vuelo corto desde Peshawar, también en tierras pakistaníes, hasta Kabul, Afganistán. Vas a tener una vista de la cadena montañosa del Hindu Kush. Las mismas que escondieron a Osama bin Laden y parte de la meseta de Pamir, donde Alejandro Magno, dejaba huella en sus conquistas.

Afganistan (23)

Casa de te al aire libre en Flower Street, Kabul

Afganistan (29)

El río Kabul se congela en enero!

En la salida del aeropuerto habrá varios taxistas tratando de cobrarte fortunas. Regateá duro, juntate con otro viajero ocasional y compartí el viaje de unos 15 kilómetros hasta el centro. Unos 10 dólares por persona sería razonable. Alojamiento: No es de lo más baratos, pero el Hotel Mustafá es de los mejores, está bien ubicado y si vas en invierno cuando hace 20º bajo cero, tener agua caliente será un lujo. Chicken Street es la principal avenida y desde ahí cerca está la estación de buses para ir a distintos pueblos o ciudades cercanas. Hay otra opción para ingresar al país de Asia Central y es por el paso de Kyber, pero no siempre está abierto.

No vayas a Kandakar, al sur, esa zona si es riesgosa! Algunas palabras que te pueden ayudar a comunicarte en Dari, su lengua original pueden ser: Hola (salaam aleykom), Yes (bala), No (na), Adiós (bamaane khodaa), Por favor (lotfán), y gracias (tashakor). Compartir una taza de te por las calles afganas es una buena manera de establecer contacto con los locales. Ah! miles de ONG están dando una mano en reconstruir el país. Podes sumarte a alguna de ellas con un voluntariado. Shelter for Kabul puede ser una opción y hasta hace poco tiempo había un argentino en el equipo de trabajo.

Afganistan (19)

Mercados ambulantes

Irán: entre los 61 países que recorrí hasta 2014, lo pongo en el número 1 como el destino más HOSPITALARIO. Que te inviten a sus casas, que te quieran dar de comer, que te regalen plata, o cualquier otro obsequio es algo muy común. Hacer dedo es súper fácil y los tiempos de espera en general son cortos. Visado: se puede tramitar por internet. De esta forma, es un poco lento, sí, pero te da la posibilidad de elegir en que país retirarla. Allá por 2010 cuando Siria estaba en tiempos de paz, pude recogerla en la embajada iraní en Damasco. Hoy en día una opción podría ser en Jordania (Amman), o en Turquía (Estambul).

No se consigue en los pasos fronterizos. Irán es fascinante desde el norte (donde se puede hacer esquí o snowboard) y en el mismo mes de enero nadar en las playas del Golfo Pérsico. Es relativamente barato (no como India, claro) y no se gasta mucho en transporte o si comés en la calle. Hay mucho Couchsurfing, en especial en Teherán. Si estuviste en Afganistán antes, seguramente varias de las palabras que aprendiste allá las podrás aplicar  acá. Si recorriste la ruta central de Irán podés continuar hasta el paso fronterizo de Taybad y pasar a Afganistan. La primer gran ciudad afgana será Herat. Que ver: Además de la capital, Yazd, Isfahan, Bandar Abbas, Shiraz, Qom, y Persépolis!

Iranfoto (6)

Montañas Albornoz, cerca de Teherán

Iranfoto (42)

Arquitectura de Yazd

Iranfoto (77)

Raza negra en el sur (Bandar Abbas)

580010_10151143414862369_253714538_n

Haciendo dedo hacia Persépolis

Irak: Qué escuchamos de Irak? De su guerra con su país vecino (Irán), de la caída de regímenes políticos y atentados. De Bagdad y sus saqueos. Pero…hay otro Irak, el del norte. Como bien titula la película Las Tortugas también vuelan de Bahmam Ghobadi. La visa se obtiene ni bien se cruza un enorme cartel que dice Región Autónoma del Kudistán Irakí. Se entra desde el sur de Turquía a Zakho, ya en Irak. Un par de preguntas de rutina, 20 dólares y se obtiene un permiso para viajar por el norte de Irak por 10 días (es renovable en Arbil).

En invierno las montañas están sin el verde intenso que caracteriza a esta región, por eso es mejor evitar los meses de dic-enero y febrero (el frío). Atención: viajar en taxi por estas rutas es CARÍSIMO! Por 50 km me quisieron cobrar 100 dólares, que obvio nunca pagué. Se puede hacer dedo pero hay que ser claro y confirmar que no habrá propina (salvo que uno quiera dar algo) si ese es el modo de viaje.

Más de uno puede dar el ok y después pedir varios dólares a cambio. Evitar ciudades como Mosul, Bagdad, Kirkuk o Basra. Viajar hasta Suleimanya es seguro. No dejes de recorrer el famoso río Tigris, el pintoresco  pueblo de Amadiya y la ciudadela de Arbil. En estos días (junio de 2014) la capital iraki estaba un poco convulsionada por atentados y muchos se refugiaron en Arbil la capital del kurdistán. Al igual que Irán y Afganistán, lo mejor es perderse por los mercados callejeros y aceptar un poco de te que ofrecen los locales.

Irak

Arbil, la capital de Kurdistán Irakí

Irak

Haciendo dedo hacia Amadiya

Irak

Primera impresión de Irak al entrar desde Turquía

 

Fuente: www. unviajerocurioso.com