Actualidad

Consejo de Participación Ciudadana discute con los veedores que critican concurso para renovar CNE

QUITO. Un alterado encuentro se vivió ayer en el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPC), cuyos vocales enfrentaron a un grupo de veedores ciudadanos del concurso de renovación de tres vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE) que cuestionan “irregularidades” en el proceso.

En pleno extraordinario, la presidenta Raquel González recibió a los veedores María Vásconez y Óscar Ayerve, entregándoles unas carpetas con fotografías de ellos en supuestas protestas en las que “manifestaban su postura de eliminar el Consejo… Con intereses sociales o políticos… Y teniendo esa información había conflicto de intereses de deslegitimarnos, pero aquí están”, les ironizó.

Ellos cuestionaron supuestas “enmendaduras” en sus formularios de postulación, que hubo “inconsistencias” en la calificación de méritos de varios postulantes a integrar la Comisión Ciudadana de Selección del CNE. Lo que ya fue discutido por los consejeros.

Vásconez pidió la principalización de Solanda Goyes, vocal suplente del CNE, lo que le valió un pedido de la vocal suplente y funcionaria del mismo CPC Sonia Vera para que la investiguen por “un flagrante conflicto de intereses”. Los consejeros Edwin Jarrín, González, Doris Gallardo le pidieron que no haga política y se sonreían de lo que hablaba. Luego, miraban sus celulares.

Carlos Calvas criticó al Consejo de Participación y respaldó la consulta popular, González le advirtió tres veces: “¡Cuide sus palabras! ¡Respete!”.

El CPC aún analiza el pronunciamiento de la Procuraduría sobre cuántos vocales del CNE deben elegirse. (CPC/LA NACIÓN)